+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

córdoba acoge un encuentro regional

Los barrios ignorados de Andalucía piden planes integrales de inclusión

19.000 cordobeses viven en alguno de los tres barrios ignorados de la ciudad. Guadalquivir, Las Palmeras y Las Moreras forman parte del colectivo andaluz que los representa. Paro y fracaso escolar se acercan al 80% en estas zonas, donde sobresale la carencia de recursos

 

Francisco Povedano y Lola Contreras, ayer con los asistentes a las jornadas. - SÁNCHEZ MORENO

Pilar Cobos Pilar Cobos
02/04/2017

Alrededor de 19.000 cordobeses residen en alguna de las tres zonas de la provincia que en estos momentos se encuentran integradas en la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, que son el Polígono del Guadalquivir, con 10.676 vecinos; Las Palmeras, donde habitan 2.326, y Las Moreras, con 5.966, según los datos de población relativos al mes de marzo, facilitados por el Ayuntamiento de Córdoba. Estos barrios comparten algunas características comunes como una tasa de desempleo próxima al 80%, un elevado fracaso escolar y la falta de recursos económicos entre sus familias. Sus representantes en esta entidad participaron ayer en un encuentro andaluz titulado Derechos y deberes sociales para todas las familias, que fue celebrado en el centro cívico de la Fuensanta y tuvo como objetivo compartir experiencias y plantear posibles avances en la salida de la exclusión de estas personas.

En este sentido, en las sextas jornadas organizadas por la asociación se dieron a conocer las propuestas que se trasladarán al Parlamento andaluz, sobre lo que la presidenta, Lola Contreras, explicó que «tiene que sacar una ley para que cada barrio pueda elaborar su propio plan de desarrollo comunitario, integral». El colectivo sostiene que los principales problemas de los barrios ignorados son la pobreza, la exclusión «y la falta de reconocimiento de muchos derechos». Por esto, propone el desarrollo de itinerarios familiares formativos de inclusión, un contrato entre la administración y las familias en el que ambas partes ponen los medios para abordar los problemas. La iniciativa ha sido concretada en un decálogo de derechos y deberes ciudadanos, con medidas como una renta básica de corresponsabilidad. Esta fue una de las conclusiones presentadas ayer, junto a un plan integral marco para todos los barrios andaluces.

La entidad está conformada por 16 barrios, aunque entiende que «esta situación va creciendo de una forma alarmante en los demás». El delegado provincial en Córdoba, Francisco Povedano, apunta a los municipios de Lucena, Puente Genil, Baena o Cabra como localidades en las que también puede haber barrios ignorados. Lola Contreras indica que «en estos territorios, los problemas se multiplican», explicando que «hay familias que no reciben ingresos en 7 u 8 meses». Una de las cuestiones abordadas ayer en las jornadas fue el desarrollo de planes en Málaga y Sevilla, y su falta de resultados.

En referencia al perfil de estas zonas en Córdoba, Povedano explica que el paro es mucho más elevado que en el resto de la ciudad y se aproxima al 80%, concretando que afecta sobre todo a los jóvenes, que son, precisamente, «la base» de la población. A esta situación se añade un fracaso escolar que, según sus estimaciones, también se acerca al 80%, por lo que muchas personas carecen de formación. Así, detalla que «el absentismo escolar es tremendo, comienza con 8 o 9 años, no están motivados» y, cuando algunos jóvenes llegan a los institutos de Secundaria, «acuden al principio y luego terminan en el barrio, muchas veces son expulsados». En este caso, «se reclaman institutos adaptados al perfil de estos chavales», apunta, ya que algunos presentan problemas incluso para leer. «Hay jóvenes que no trabajarán nunca, salvo en empleos precarios y esporádicos, si no se plantean las cosas de otra forma», señala, al tiempo que reivindica «una formación profesional adecuada a su perfil».

Según manifiesta el responsable provincial del colectivo, las mujeres contribuyen a la economía familiar «haciendo horas y sirviendo en casas, pero si dicen que son de estos barrios lo tienen más difícil para encontrar trabajo». Sobre los hombres, comenta que «el trabajo en la construcción tenía mucho peso y ha caído en picado», por lo que «de los 40 años para arriba ya están condenados al paro». Entre los mayores que residen en el Polígono del Guadalquivir, Las Palmeras o Las Moreras, «las pensiones suelen ser más bajas y compartidas con toda la familia». Junto a esto, subraya que el paro en los años previos a la jubilación «es prácticamente total».

Las Palmeras, pionera/ De las tres barriadas ignoradas en Córdoba, Las Palmeras es la única que ha planteado por ahora un plan integral propio, con 51 medidas y un horizonte temporal de 14 años.

Esta iniciativa ha sido presentada a las administraciones públicas y a la Universidad de Córdoba y la Loyola Andalucía, y ahora están a la espera de que la alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, realice una convocatoria que será el pistoletazo de salida para comenzar a trabajar en él. Uno de los aspectos prioritarios de este programa, realizado por los vecinos, es la educación y entre otras propuestas plantea el impulso de un economato.

Noticias relacionadas