+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la sentencia puede ser recurrida

Fernández Pino, condenada a cárcel por apropiación indebida

El tribunal indica que se benefició de unos 21.700 euros de la UMEC

 

María Fernández Pino, en la sala de vistas de la Ciudad de la Justicia. - SÁNCHEZ MORENO

Pilar Cobos Pilar Cobos
08/03/2018

La presidenta de la Unión de Mujeres Empresarias y Profesionales de la provincia de Córdoba (UMEC), María Fernández Pino, ha sido condenada a un año y nueve meses de prisión por un delito continuado de apropiación indebida, tras el juicio celebrado en la sección Segunda de la Audiencia Provincial, que comenzó el pasado 24 de enero y duró casi un mes. La sentencia, contra la que cabe recurso de casación, recoge como probado que se benefició de alrededor de 21.714 euros de la entidad, a través de distintas actuaciones.

El fallo también la absuelve a ella y a la otra procesada, una exsecretaria general de la UMEC, del delito agravado de apropiación indebida que les fue imputado por el ministerio fiscal y por dos acusaciones particulares. Hay que recordar que Fernández Pino fue presidenta de la UMEC desde el 2002 al 2007, la reeligieron en el cargo en el 2008 y lo ocupa en la actualidad. Entre otras cuestiones, la sentencia (que tiene 52 páginas) apunta que «gestionó la organización de manera personalizada y caótica, incumpliendo las obligaciones estatutarias de llevanza de una contabilidad ordenada», y alude a un «marco de absoluto descontrol económico» en la UMEC. En su cuenta de Facebook, Fernández Pino calificó ayer la sentencia como «política donde las haya» y avanzó que «nos espera el Supremo», en referencia a la presentación de un recurso.

LO PROBADO

El documento detalla que «se han cuantificado pericialmente las diferencias entre cobros y pagos» en los años 2006 y 2007, que son los periodos de tiempo enjuiciados, en la cantidad de 23.546 euros en el primer ejercicio y de 75.796 euros en el segundo, aunque aclara que «no se considera probado que las cantidades hayan sido incorporadas al patrimonio de una u otra acusada». Asimismo, añade que la UMEC, «en cuanto persona jurídica, no se ha personado en este procedimiento y ha exteriorizado su voluntad de no reclamar indemnización alguna».

Sobre las cantidades que los magistrados sostienen que Fernández Pino se apropió, destaca la formación de una sociedad con 3.000 euros de la UMEC y la emisión de facturas de esta firma a la unión, «pese a que no subyacía negocio o relación alguna entre ambas entidades», por valor de 86.930 euros, aunque finalmente abonó más y terminaron realizando devoluciones, por lo que se habría apoderado de 11.666 euros. También se encuentra aquí el pago de una reparación de su vehículo por casi 1.000 euros; el ingreso de 1.500 euros en su cuenta el día de su cumpleaños, y gastos de 4.548 euros con una tarjeta de crédito de la UMEC.