+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL FRAUDE DE LAS DONACIONES

Los padres de Nadia Nerea acuerdan separar sus defensas

El hasta ahora letrado de la pareja solo representará a la madre de la menor

 

BARCELONA
13/01/2017

Fernando Blanco y Marga Garau, los padres de la niña Nadia Nerea, acusados de utilizar la enfermedad de su hija para estafar a un gran número de donantes anónimos, separarán sus defensas después de la declaración ante el juez, por un supuesto delito de explotación sexual de la menor, que está prevista para este viernes.

Así lo ha explicó ayer el abogado de la pareja, Alberto Martín. El letrado afirmó que los padres de Nadia no son «incompatibles, ni enemigos personales, ni procesales», pero ambos están analizando si les conviene más para su estrategia de defensa ir por separado, con argumentos y alegaciones distintas, para que no haya «un cierto lastre en una defensa respecto a otra», dijo el defensor.

Martín insistió en que el objetivo es «poner toda la fuerza» en la dirección de que la defensa se centre en los intereses de Nadia. «En este sentido, es la madre la que está en libertad, la que está cerca de la niña y la que está desarrollando el contacto maternofilial los fines de semana», precisó en declaraciones a TV3.

El abogado considera que la madre es la que tiene más posibilidades de quedarse con la patria potestad de la pequeña, que les ha sido retirada provisionalmente a los padres después de que estallara el escándalo.

El pasado martes, los Mossos d’Esquadra confirmaron que habían encontrado fotografías «de índole sexual» de la menor en un dispositivo informático que remitieron al juez instructor de La Seu d’Urgell. Este autorizó el registro del resto del material informático incautado a la pareja y dictó un auto en el que los cita a declarar este viernes con la intención de que expliquen la naturaleza de las imágenes.

IMÁGENES COMPROMETIDAS / Los Mossos han recibido el encargo de escudriñar el contenido de todos los dispositivos electrónicos que han sido requisados a la familia para averiguar si el padre ha compartido en internet las imágenes de su hija desnuda.

Tras ver el contenido de las fotografías requisadas, el juez sostiene que los padres mantenían relaciones sexuales delante de la niña y también destaca que en alguna de las imágenes la menor aparece «exhibiendo los genitales». El abogado explicó que había hablado ya con sus clientes sobre la «conveniencia de separar las defensas» ante el «calibre de estas acusaciones».

Temas relacionados