+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Sara Cerezo llega agotada y sin querer recordar la tragedia vivida en San Martín

Políticos, ciudadanos y medios se han volcado para lograr su repatriación. La joven aún no se ha pronunciado

 

Sara Cerezo desciende del avión que le trajo de vuelta a España. - CÓRDOBA / EFESara

La pozoalbense observa el paisaje devastado en la isla de San Martín. - CÓRDOBA / EFESara

M. L. C.
20/09/2017

Sara Cerezo, la joven pozoalbense que pidió ayuda desesperada para que la repatriaran tras el paso del huracán Irma por la isla caribeña de San Martín, ya está en España, pero no se la esperaba en Pozoblanco al menos hasta pasados unos días.

Agotada y sin ganas de rememorar lo ocurrido, según informaron fuentes de su familia, la chica llegó poco antes de las ocho de la mañana del 14 de septiembre en un Airbus A310 fletado por el Ejército del Aire a la base aérea de Torrejón de Ardoz junto con otros treinta compatriotas que decidieron regresar para salir de la tremenda situación que se vive en esa zona, totalmente devastada. En la base la esperaban sus padres, Rafael y Dolores, quienes agradecían las felicitaciones por el regreso de su hija, a la vez que explicaban que por el estado en el que se encontraba, la joven no quería hablar de momento con ningún medio de comunicación.

Tocaba en ese momento descansar antes de hablar y agradecer a las decenas de personas --amistades, políticos y medios de comunicación-- la movilización que se ha producido en su pueblo para traerla a España haciéndose eco de su llamada de auxilio, agradecimiento público que por el momento no se ha producido.

El alcalde de Pozoblanco (PP), Santiago Cabello, quien durante estos días hizo numerosas gestiones para lograr que Sara volviera, afirmaba el mismo día 14 de septiembre que había hablado con la familia, para después añadir que «después de estos días de preocupación e inquietud por la difícil situación que todos hemos podido comprobar que estaba viviendo Sara, su llegada a España nos devuelve la tranquilidad por las condiciones de salud con las que llega, y no solo a Pozoblanco, sino a todas esas personas que han estado respaldándola y apoyándola para lograr que volviera a España».

El primer edil pozoalbense quiso agradecer «a toda la ciudadanía la preocupación y sus muestras de apoyo a la joven, así como al Ministerio de Exteriores, que se ha preocupado muchísimo de dar mejor solución posible». El alcalde tenía previsto, una vez que hablara con Sara Cerezo, recibirla en el Ayuntamiento, pero por el momento ese recibimiento no se ha podido producir.

La vuelta de Sara también fue celebrada en las redes sociales por el propio Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, quien además de dar la bienvenida a la joven enumeró las diferentes autoridades de distintos paises que han trabajado para que esta joven esté devuelta en su país. A nivel local algún partido político con representanción municipal, como CDeI, le dio la bienvenida, mientras que la portavoz del PSOE, Auxiliadora Pozuelo, publicaba el pasado 12 de septiembre su deseo de la pronta vuelta de la joven después de tener noticias esperanzadoras sobre su regreso. También Emiliano Pozuelo, de Pozoblanco en Positivo, se felicitó por el final feliz. A todos ellos se ha sumando numerosos ciudadanos que se congratulaban del final feliz.

Sara Cerezo, de 27 años, residía y trabajaba en San Martín como odontóloga desde hacía dos años, pero ha perdido su casa por la acción del huracán y, tras la catástrofe, reclamó su repatriación, pues la devastación sufrida en la isla es tal que había tiroteos por conseguir comida y agua, según había relatado la propia joven a través de las redes sociales en las que mostraba un vídeo con el destrozo que había sufrido su vivienda. Su familia en Pozoblanco también hizo llegar a la opinión pública la situación que estaba atravesando Sara con la idea de que pudiera ser repatriada.

El Airbus A310 en el que fue sido evacuada, junto a 30 de los 50 españoles residentes en la isla de San Martín, partió el martes 12 de septiembre a mediodía de la base aérea de Torrejón de Ardoz rumbo a República Dominicana con ayuda humanitaria --medicinas y alimentos--. La aeronave abandonó la isla rumbo a España, con una escala programada en República Dominicana.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, agradeció la actitud ejemplar de otros ciudadanos españoles que han decidido voluntariamente permanecer en San Martín para colaborar.