+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La iglesia que se edificaba para el V Centenario albergará la biblioteca

Unanimidad política para el cambio de uso de una obra que está al 50% de su ejecución y para conseguir la titularidad de Santa Clara

 

La Corporación municipal, reunida en Pleno el 25 de enero, apoyó la compra de Santa Clara y la operación para afrontar el primer pago a la Diócesis de Córdoba. - E.MANZANO

ELISA MANZANO PALMA DEL RÍO
30/01/2018

Un acuerdo entre el Obispado de Córdoba contempla que el Ayuntamiento palmeño adquiera el antiguo Convento de Santa Clara, es decir, pase a ser de titularidad municipal, y que no se construya la nueva iglesia en el V Centenario. Esta operación ha permitido alcanzar el consenso entre los grupos políticos municipales, que han apoyado la propuesta de finalizar el edificio en obras que iba a albergar la iglesia, y que abra sus puertas como nueva biblioteca pública municipal. El alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, explicó que la compra de Santa Clara respeta la tasación hecha en el año 2006 cuando se adoptó con el Obispado el acuerdo de la cesión de Santa Clara (propiedad de la diócesis) por la construcción de un nuevo templo en Palma del Río. El precio acordado es de 1.510.000 euros y se han establecido tres anualidades, 800.000 euros, 400.000 y 300.000 euros.

La Corporación municipal, en Pleno celebrado el 25 de enero, aprobó por unanimidad la incoación del expediente de resolución por mutuo acuerdo del contrato de permuta formalizado entre el Ayuntamiento y la Diócesis de Córdoba en julio del 2006. También se apoyó por unanimidad la modificación de crédito para hacer frente a la primera anualidad (2018), 511.142 euros estaban previstos para finalizar la iglesia.

El edificio en construcción en la barriada del V Centenario, que iba a albergar la nueva iglesia, según un proyecto del arquitecto Rogelio de la Cuadra Buils, está al 50% de su ejecución. Este es el cálculo que baraja el equipo de gobierno para instalar la nueva biblioteca. El alcalde explica que ya se trabaja para sacar en febrero el pliego de condiciones para adaptar la obra al nuevo proyecto cultural, también señala que se estudia la posibilidad de que se contemple en la estrategia Dusi y dijo que «cuando se tengan estas claves podremos hacer la planificación económica y de obra».

Se trata de un suelo de 1.700 metros cuadrados con un edificio con planta central semicircular bajo una cubierta metálica, una construcción en una sola planta que también cuenta con salón de actos, salas parroquiales, archivo, sala de junta y casa parroquial. La ubicación, la singularidad del edificio con gran luminosidad han sido determinante para obtener el consenso de todos los grupos políticos municipales.

En el presupuesto del año 2017, el equipo de gobierno aceptaba una enmienda de IULV-CA adquiriendo el compromiso de dotar al municipio de una nueva sede para este servicio municipal. Se creó entonces una comisión de trabajo que presentó al Ayuntamiento que la nueva biblioteca se construyera en el V Centenario. Surgió una propuesta desde Empa, en su momento defendida por el alcalde, de rehabilitar una casa solariega en el centro tradicional, con cargo al Edusi, que albergase la nueva biblioteca. Desde la oposición, el PP se mostró a favor de esta alternativa. Por otra parte, IU, Andalucistas y Ahora Palma defendían el criterio de la comisión de trabajo. Tras esta propuesta, que ha encontrado el consenso. Ana Ramos (IU), como grupo proponente, dijo que «ahora es un proyecto de todos, los cimientos están hechos». Manuel López (grupo Andalucista) apuntó que «puede ser una biblioteca referente». Luisa Venteo (Ahora Palma) señaló que «será el templo de los libros». También destacan que hay espacio para aparcar, con un subterráneo junto al colidante Espacio Joven Creativo. Cesáreo Callejón (PP) indicó que «respetamos el acuerdo con el Obispado, ahora hay que buscar alternativa para el centro».

La concejala de Cultura, Esperanza Caro de la Barrera, recuerda que por unanimidad se aprobó la creación de un Plan de Lectura que «dará contenido».