+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cielo abierto

Tps

 

Qué haríamos sin Trump, sin su jeta dispuesta a recibir todos nuestros golpes de palabras. Después de asegurar que no quiere gente de «países de mierda» en Estados Unidos mientras renegociaba las condiciones del programa que concede residencia legal a inmigrantes de El Salvador, Haití y países africanos, ahora, como es lógico, lo niega. Según The Washington Post, este mismo lunes retiró estas protecciones a 200.000 salvadoreños, como en noviembre lo hizo con 59.000 haitianos. A ver, que este tipo es mezcla de irlandés y alemán, que no es un nativo apache, no es el bisnieto de Cochise ni del jefe Jerónimo. No: es descendiente de inmigrantes irlandeses y alemanes, que llegaron a EEUU, como todos, con una mano delante y otra detrás de su sufrimiento y un hambre de patatas en las caras rojizas. Pero Trump no está con este programa, el Estatus de Protección Temporal, porque para él la seguridad jurídica se resuelve a temblores de tweet y con testosteronas fálicas de misiles sobre el mapa del mundo. Trump prefiere acoger a noruegos, nórdicos y aseaditos, pero ignora que TPS se creó en 1990 para conceder permisos de trabajo y visados temporales a inmigrantes que llegaran no precisamente de economías prósperas y boyantes, sino de geografías arrasadas por guerras, hambrunas o catástrofes naturales. Desde luego en Noruega no hay nada de esto, pero la gente es mucho más rubia y tiene la piel clara y luminosa, y a veces tan rosadita como Trump. Esta gente tiene hijos que son americanos: todos estos salvadoreños y haitianos, pero también africanos y sudamericanos, tienen hijos que estarán preparados para defender Estados Unidos y caer por él, como lo han hecho, en desiertos lejanos. Y nadie les preguntó de dónde eran sus padres. «Todos tienen sida», dijo Trump, en junio, de los 15.000 haitianos emigrados a EE UU desde que comenzó su mandato. De los 40.000 nigerianos: «Que vuelvan a sus cabañas en África». Con Trump el gran país ha dejado de serlo.

* Escritor

Opinión

Padre y autónomo

María Luisa Bueno Martínez

Los ‘pegos’ de la señora ministra

Julio Anguita González

Tu dueño

José Manuel Ballesteros Pastor

Sexenio «vivo», investigador «muerto»

José Javier Rodríguez Alcaide

Los vídeos del PP

Cristina Pardo

Antonina Rodrigo

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS A LOS LECTORES / IMPUESTOS

La injusta fiscalidad

El nuevo Gobierno de Sánchez necesita subir impuestos a ricos y grandes empresas y estos, ...

CARTAS AL DIRECTOR / LIMPIEZA

Una carretera sucia

Desde hace años los andenes y aledaños de la N-431 y la Cañada Real Soriana (en estado de ...

CARTAS AL DIRECTOR / SALUD EMOCIONAL

Prevención de la ansiedad y la depresión

Para prevenir las dos enfermedades más proliferantes del siglo XXI, la ansiedad y la depresión, ...

CARTA ILUSTRADA

Elogio a los cines de verano de Córdoba

El pasado 16 de julio se presentó en el cine Fuenseca de Córdoba el documental Picadillo y Cines, ...