+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Paso a paso

Contra el sistema

 

Francisco Dancausa Francisco Dancausa
13/12/2017

No sé a usted, querido lector/a, qué le parecerá, pero hay una cuestión que a un servidor le viene rondando la cabeza casi de una manera impertinentemente existencial: ¿se puede proscribir a un partido político por el hecho de que sea contrario al orden constitucional? Por supuesto, como se habrá percatado no es una pregunta inocente, pues tiene que ver bastante con el hartazgo a nivel de calle y generalizado de que partidos políticos que no solo van contra el sistema establecido, sino contra nuestra Constitución puedan utilizar precisamente ese sistema democrático para subvertirlo. Y, lo que es peor, para que paguemos, en todos los órdenes, a saber, el moral, el social, el económico y el político, las consecuencias negativas. Para muestra ahí están las que ha provocado la lacra independentista catalana. Pero es que lo peor es que ahora, por mor de la nueva convocatoria plebiscitaria vuelven a la carga y traen consigo de nuevo la misma amenaza: intentar no solo morder la mano que les da de comer, sino devorarla por completo.

A la pregunta que planteamos, si se quiere ser ortodoxo, la respuesta es negativa: la aceptación de un régimen de partidos políticos implica la legitimidad de cualquier proyecto de ordenación de la sociedad, siempre que respete las formas jurídicas de representación. Hasta aquí, como hemos dicho, siendo ortodoxos. Pero ahora siendo honestos, convendría preguntarse por las consecuencias que se derivarían de la posibilidad de la conquista del poder, en forma perfectamente democrática mediante las urnas y el juego electoral, de una alternativa que negase el sistema. ¿Tendríamos que aceptar otra intentona secesionista/independentista y sus consecuencias? Está claro que la lógica y el sentido común dictan que no. Aunque el reto tendría que ser aceptar la dejación de nuestros principios democráticos al objeto de evitar su menoscabo.

Mientras no solucionemos esta cuestión tendremos nuestro propio enemigo en casa: los que van contra el sistema.

* Mediador y coach

Opinión

El dilema alemán

Diario Córdoba

Los barrios de Córdoba

Desiderio Vaquerizo

Muerte de un poeta

José Manuel Ballesteros Pastor

Érase una vez... Saqunda

José Manuel Escobar Camacho

Sin iglesia

Manuel Muñoz Rojo

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / ABUSOS

Hipocresía en Hollywood

En la ceremonia de entrega de los Globos de Oro en USA, la famosa presentadora de televisión, ...

CARTAS AL DIRECTOR

Reflexiones de un médico de familia sobre la epidemia de gripe

De manera estacional, sobre todo en invierno, hay circunstancias previsibles que hacen que la ...

CARTA ILUSTRADA

Parque Cruz Conde: el circuito

Sra. Alcaldesa: Esta es la tercera carta que escribo al periódico sobre el mismo tema, y como nada ...

CARTAS AL DIRECTOR / CARNAVAL

Sin sentimientos

La culpa, en última instancia, la tiene su madre, por haber vivido de hablar de la niña y de su ...