Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Para ti, para mí

Silencio y meditación

Antonio Gil Antonio Gil
12/08/2017

 

Hay libros, películas y experiencias que tienen como meta la contemplación, a través de la meditación silenciosa. El sacerdote Pablo d’Ors, en su obra Biografía del silencio, nos habla de los dificultosos comienzos que tuvo con sus «sentadas», así las denomina, unos inicios áridos, llenos de dificultades para lograr aislarse del ruido exterior. «Habia algo muy poderoso que tiraba de mí: la intuición de que el camino de la meditación silenciosa me conduciría al encuentro conmigo». Esta frase del autor podría resumir la esencia de la meditación, el encuentro contigo mismo y todo lo que eso conlleva. Cambia todo si lo haces, te invita a tomar la vida de otra manera, más serenamente, si se produce ese encuentro en lo profundo de tí mismo. Un libro que va más allá de la meditación, ya que es un viaje a tu interior, algo que muchos tienen miedo de hacer. Hoy se habla ya del nuevo «monasticismo», que, en palabras de Raimon Panikker, busca una experiencia de que transforme la vida: «Lo que buscamos es una experiencia que transforme nuestras vidas y nos incorpore al destino del universo. Buscamos una intuición capaz de darnos una orientación en la vida, tanto como para nuestro ser temporal como para nuestro ser actual». En las actividades veraniegas, son muchas las personas que eligen experiencias contemplativas, en lugares retirados y en el marco de silencios monacales. Thomas Merton describe bellamente el estado de contemplación: «La contemplación es la más alta expresión de la vida intelectual y espiritual del hombre... Es gratitud por la vida, el conocimiento y el ser. Es una comprensión profunda del hecho de que, en nosotros, la vida y el ser proceden de una Fuente invisible, trascendente e infinitamente abundante. La contemplación es, por encima de todo, la conciencia de la realidad de esa fuente». Las palabras de Merton nos descubren la importancia de la contemplación, de cara a encontrar el verdadero secreto de la existencia humana. El silencio, la paz ambiental, la meditación personal, y, al fin, el encuentro de esa «fuente» de la que nos habla el monje, pueden abrirnos a la verdadera felicidad.

* Sacerdote y periodista

Última hora
Opinión
Editorial

Sin miedo, sin divisiones

Por: Diario Córdoba

La clave

Con-vivir con el miedo

Por: Isabel Llanos

Cielo abierto

La Rambla

Por: Joaquín Pérez Azaústre

Brisas

La caza en los olivares

Por: Manuel Piedrahita

Tribuna abierta

Leer a Al-Baghdadi para ganar la batalla

Por: Andreu Claret

La rueda

Volver

Por: María Olmo

Todas direcciones

Afición

Por: Raúl Ávila

Para ti, para mí

Vicente Molero

Por: Antonio Gil

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / PREJUICIOS Y TÓPICOS

Los medios y la enfermedad mental

La Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba (Asaenec) quisiera realizar ...

CARTAS AL DIRECTOR / ECONOMÍA

¿Se vende Córdoba?

Todos los datos que se publican de Córdoba suelen ser malos: 14 locales cerrados en la céntrica ...

CARTAS AL DIRECTOR / VALORES

¡Porque tú lo vales!

Sin duda todos hemos oído o leído esta fase tan estudiada y que intenta provocar: «¡Porque tú lo ...

CARTAS AL DIRECTOR / DINERO Y PODER

Pobres de espíritu

Existe el debate eterno del dinero y el poder como elementos básicos que hacen y provocan la ...

Las noticias más...