+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El guiño

Del regalo de La Roja a la bronca de Frank

 

11/07/2018

La Federación Española de Fútbol enviará a los doce niños rescatados de una cueva en Tailandia uniformes completos de la selección española personalizados, «como muestra de reconocimiento a la entereza que han demostrado durante las más de dos semanas que han pasado en una gruta al norte del país». A los chicos, conocidos como ‘los jabalíes’ por su equipo de fútbol, seguro que les gusta este detalle más que la bronca que les ha echado otro español, el aventurero Frank Cuesta, que les reprocha haber causado angustia, dolor, gasto económico y muerte de un submarinista por su «irresponsabilidad», pues «todos sabían» que no se podía entrar en esa cueva.

Opinión

Teresa Rodríguez

Diario Córdoba

Matteo Salvini

Diario Córdoba

Criterios de inversión

Gabriel M. Pérez Alcalá

Muros de género

Marcos Santiago Cortés

Un poco de luz y orden en el sexo

Antonio Rodríguez Jiménez

Stop a la violencia de género

José Antonio López García

La ouija de Sánchez

Francisco Dancausa

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / GOBIERNO

La izquierda, obligada a entenderse

La izquierda tiene ante sí un deber histórico: reconquistar a la ciudadanía mediante políticas ...

CARTAS AL DIRECTOR / VERANO

El tiempo libre de las vacaciones

Las vacaciones de veranos no son una mera opción, sino algo hondamente necesario. El problema más ...

CARTAS AL DIRECTOR / ACCESIBILIDAD

Sobre el Museo de Bellas Artes

Soy un componente del grupo de visitas turísticas del Distrito Centro, organizadas en el Centro ...

CARTA ILUSTRADA

Puntualizaciones a una visita

El pasado sábado 14 de julio tuvo lugar una rueda de prensa, con presencia de diferentes medios de ...

   
1 Comentario
01

Por Juan Gutiérrez 11:52 - 11.07.2018

Ya los hemos salvado, que era nuestra primera obligación. Pero el cumplimiento de nuestro primer deber no nos exime del segundo. Y es que, ya que los tenemos de nuevo con nosotros, no se pueden ir de rositas. Ahora tienen que saber la irresponsabilidad en que cayeron haciendo lo que no debían. Que la educación y la disciplina no están reñidos con el amor y el sacrificio. Así es que le daremos el balón, pero la reprimenda no hay quien se la quite. A ver si ahora ellos van a ser los héroes. A quien hay que enviar buenos balones llenos de muchas cosas es a los que se arriesgaron para salvar a nuestros niños. Todo el honor y la gloria para ellos.