+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

El padre Carlos Romero

 

Antonio Gil Antonio Gil
27/10/2017

El pasado miércoles tuvo lugar la entrega de las distinciones del Ayuntamiento: Hijo predilecto, hijos adoptivos, medallas de Honor, de Oro, de Plata, a destacadas personalidades sobresalientes en distintos ámbitos, afanes y quehaceres. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, ensalzó en sus palabras finales a los galardonados e invitó a los más jóvenes a «mirarse en su espejo para continuar con su ejemplo». Quisiera destacar y felicitar especialmente, entre los hijos adoptivos de Córdoba al padre Carlos Romero, dominico, vinculado a nuestra ciudad desde el año 1953, donde impulsó, alentó, formó y desarrolló, con entrega generosa, las Hermandades del Trabajo. Ha sido siempre un placer, querido padre Carlos, saborear contigo esos «encuentros a pie de calle», que hemos mantenido a lo largo de los años, en el palco del pueblo, --las aceras, la parada del autobús, los minutos de acompañamiento mutuo hasta el centro de la ciudad--, repasando las pequeñas y grandes noticias de nuestros «gremios», pero buscando siempre la luz, la verdad, el argumento que nos convenciera, la fuerza que nos impulsara a seguir caminando. Alguien ha escrito de ti, con la sencillez del estilo directo y la belleza de la sinceridad, que «se te puede definir como un hombre activo, de carácter firme, que ha jugado a fondo los talentos que le dio su Señor: magnífico predicador con ideas y palabras claras; consiliario constante y acogedor; fiel religioso de la Orden de Santo Domingo; testigo comprometido con las personas más necesitadas». Junto a esas tareas tan hermosas, yo me quedo con las llamadas «notas a pie de página»: un saludo urgente con una palabra amable; una solución eficaz a un problema personal; una pequeña luz que se nos enciende en tus observaciones; una sonrisa humorística y placentera a la vez, restando importancia, acogiendo, animando, alentando, ayudando con tu corazón abierto siempre al prójimo. El titulo de Hijo adoptivo de Córdoba, no sólo refrenda tu labor a lo largo de tantos años, sino que te proclama «adelantado» de tantos «sueños convertidos en hermosas realidades». Enhorabuena entrañable.H

*Sacerdote y periodista

Opinión

Salvaguardar Europa

Diario Córdoba

Trump-PAC

Ricardo Rivera Pereira

Mi rumana

Luis Mendoza Pantión

Postales

Rosa Ribas

Más huevos

David Márquez

Laura Restrepo

Diario Córdoba

Josep Muscat

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

El PP toca a rebato

El PP --que no se quiere enterar de que la convivencia con la corrupción ha llevado a Mariano ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA NACIONAL

El nuevo Gobierno

Con la formación del nuevo gobierno socialista ha habido, como no podía ser de otra manera, ...

CARTA ILUSTRADA

Un desmemoriado callejero

Reposado en cierto modo el debate social y la discusión en torno a los últimos cambios del ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Rajoy miente

Lo grave no es denunciar este vergonzoso hecho, sino que se haya dado. Porque Rajoy ha actuado ...