+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El guiño

Paco Jémez, una sinfonía de soberbia

 

13/03/2018

A tenor de su grosera respuesta a un periodista que le preguntó si consideraba acertada su estrategia para Las Palmas, hay que concluir que el extécnico cordobesista Paco Jémez se debe considerar incuestionable. Así que en este país se puede opinar sobre el trabajo de todos, desde el presidente del Gobierno hasta el último personaje público, pero no del de Jémez, que, aunque hizo una dura autocrítica del partido ante el Villarreal, salió luego con un «no permito que pongas en tela de juicio mi trabajo», toda una sinfonía de soberbia. No es la primera vez que da estas respuestas fuera de tono y de respeto a los periodistas, o sea, que es reincidente en sus malos modos. Su actitud produce vergüenza, como la produce también que se lo consintieran.

Opinión

Kirstjen Nielsen

Diario Córdoba

Eva Yerbabuena Pilar Gómez

Diario Córdoba

El Gobierno Sánchez

Gabriel M. Pérez Alcalá

Machistas de hoy

Marcos Santiago Cortés

Dinero para «hacer política»

José Naranjo Ramírez

El enigma del suicidio

Najat El Hachmi

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

El restablecimiento de la democracia

La ansiada regeneración democrática. ¿No estaremos en una coyuntura ideal para que se asentara ...

CARTAS AL DIRECTOR / SEGURIDAD

Trabajo y sacrificio poco valorado

A nivel urbano, son las unidades de Seguridad Ciudadana, y resto de unidades uniformadas, las que ...

CARTAS AL DIRECTOR / INMIGRACIÓN

Y las mafias sonríen

El negocio de las mafias que comercian con la vida e ilusiones de millones de seres humanos es ...

CARTAS AL DIRECTOR / LA CIUDAD

Andamios perennes

Por desgracia, son típicas en nuestra tierra las obras interminables. Para que se termine un ...

   
1 Comentario
01

Por ACastroG 10:56 - 13.03.2018

Está bien que el guiño se fije en este entrenador que, aunque muy ligado a Córdoba, no deja de merecer una regañina. No hacía falta que ocurriera el "espectáculo" del pos partido ante el Villarreal para que Jémez mereciera la desaprobación de cualquier aficionado objetivo, porque ya había dado la nota en muchas ocasiones anteriores. Todos nos alegramos de los éxitos de cualquier deportista de nuestra tierra, pero no debemos perder la objetividad y desaprobar actitudes como la que protagonizó ante el periodista que le pregunto correcta y consecuentemente. El Sr. Jémez acumulará virtudes, no lo dudo, pero las echa por tierra cuando se comporta de forma tan ineducada, soberbia e histriónica. Tal parece que lo que pretende con es llamar la atención y que se hable de él. Exhibicionismo puro.