+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

Onomástica de la Iglesia Diocesana

 

Antonio Gil Antonio Gil
12/11/2017

Hoy, 12 de noviembre, celebramos el Día de la Iglesia Diocesana, con el lema Somos una gran familia contigo». En palabras del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, «una jornada para darnos cuenta de que pertenecemos a la Iglesia universal en una Iglesia particular o diócesis, la diócesis de Córdoba». El prelado subraya que «esta Iglesia, fundada por Jesucristo, que tiene como alma el Espíritu Santo y como Madre a María Santísima, está formada por todos sus miembros como parte activa, que afronta sus obras como propias y su sostenimiento como una obligación lógica. La Iglesia hemos de mantenerla entre todos, cada uno según sus posibilidades. Con nuestra aportación económica, con nuestra colaboración de voluntariado, con nuestra oración incesante, con nuestro servicio a todos los niveles». El obispo señala, asimismo, algunos datos estadísticos de gran interés --el 95,5 por ciento de la población en Córdoba es bautizada católica--, así como el número de sacerdotes, de seminaristas, de religiosos y religiosas, al servicio de esta Iglesia diocesana. Por su parte, José Luis Vidal Soler, ecónomo diocesano, ha ofrecido el amplio capítulo de gastos e ingresos, expresión de la responsabilidad de los fieles, que es atendida por los administradores de los bienes eclesiásticos mediante la transparencia en la gestión del patrimonio. «Para profundizar en el ámbito de la transparencia», subraya José Luis Vidal, «la diócesis ha implementado el denominado Portal de Transparencia en nuestra página web». Pero la onomástica de la Iglesia traspasa los ámbitos estadísticos de personas y cifras, para adentrarse en lo que constituye su verdadera riqueza. expresada admirablemente en estos pensamientos de Henri de Lubac: «Por lo que a mí respecta, me atrevo a decir que si la Iglesia no fuera lo que pretende ser, si no viviera esencialmente de su fe en Jesucristo, no esperaría a que me decepcionara en sus logros humanos para separarme de ella. Si Jesucristo no constituye su riqueza, la Iglesia es miserable. Si el Espiritu de Jesucristo no florece en ella, la Iglesia es estéril. Su edificio amenaza ruina si no es Jesucristo su arquitecto y si el Espíritu Santo no es el cimiento de las piedras vivas con que está construida. Toda su doctrina es mentira si no anuncia la Verdad que es Jesucristo. Toda su gloria es vana si no la funda en la humanidad de Jesucristo. Su mismo nombre nos resulta extraño si no evoca inmediatamente en nosotros el único Nombre que les ha sido dado a los hombres para que alcancen su salud». En su carta pastoral, el obispo de Córdoba deja bien claro cuáles son los objetivos prioritarios de nuestra diócesis: «El campo de la familia y de la vida, el campo de la educación y de la transmisión de la fe, el campo de la atención a los pobres, que son el tesoro de la Iglesia». Felicitemos hoy a la Iglesia diocesana con nuestra mejor colaboración y nuestra oración incesante.

* Sacerdote y periodista

Opinión

El dilema alemán

Diario Córdoba

Los barrios de Córdoba

Desiderio Vaquerizo

Muerte de un poeta

José Manuel Ballesteros Pastor

Érase una vez... Saqunda

José Manuel Escobar Camacho

Sin iglesia

Manuel Muñoz Rojo

Lectores
CARTA ILUSTRADA

La memoria parcialista histórica

Quiero hacer unas puntualizaciones al debate mantenido en el Real Círculo de la Amistad de Córdoba ...

CARTAS AL DIRECTOR / A PABLO GARCÍA BAENA

Se marchó el "antiguo muchacho"

El 14 de enero Pablo García Baena cruzó la desnuda orilla del umbral de las estrellas, donde se ...

CARTAS AL DIRECTOR / RELIGIOSIDAD

Cultura y condicionamiento

Nuestra mente limitada solo puede captar una parte de la realidad que nos rodea: «En este mundo ...

CARTAS AL DIRECTOR / ABUSOS

Hipocresía en Hollywood

En la ceremonia de entrega de los Globos de Oro en USA, la famosa presentadora de televisión, ...