+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Posible SPAM

Una muerte sin sentido

 

Manuel Fernández Manuel Fernández
15/07/2017

Una amiga médica me llama por teléfono y no veo sus lágrimas pero intuyo que el llanto que escucho es su reacción a un estado emocional. No entiendo sus palabras pero detecto que me quiere transmitir una noticia esencial. Al final, traduzco los susurros y constato un hecho rechazable, injusto, improcedente, despótico, abusivo, tan arbitrario y gratuito como que me anuncie que ha muerto un amigo aplastado por dos camiones en la ronda de Córdoba. Es la tarde del martes 11 de julio. He ido a comprar al Mercadona y he echado los euromillones del martes y viernes. Vuelvo a casa y el ordenador me anuncia que ha habido un accidente en la A-4 en el que ha muerto una persona, de 61 años, empleado de Emproacsa. Mi amiga médica sigue lloriqueando. Me asusta. Pero llega un momento en que no le queda más remedio que pronunciar el nombre propio de quien le hace llorar: «Es Pablitos el que ha muerto». Pablo López Torrico, nacido en Villaralto pero tan global como su mujer, René, de Holanda, su hija Vicky, con un hijo chileno, su sobrino Pablo, el tenor que canta por el mundo, y sus amigos que van desde el Pablo Madueño que se pasó de Villaralto a Francia, quienes desde Cerro Muriano se incrustan en Córdoba, los que en la Emproacsa de los Colegios Provinciales de la Diputación muestran una diversidad que solo conoce el agua, o quienes algún día amanecieron con la posibilidad de la quinta dimensión. Se rompen todos los esquemas. Ya no hay horarios, solo lágrimas. No es posible que a mi amigo Pablitos lo hayan aplastado entre dos camiones porque él andaba en un mundo tan sutil que pensaba solo en la lógica circunvalación sin más problemas que los derivados de su funcionamiento. Pablo ha protagonizado una forma de ser que radica en la pluralidad de quienes han observado, con la luz limpia de Córdoba, el Muriano o Villaralto, que hay otra vida. Una vida que suele encontrarse en lo natural, en ese momento en que la barra de un bar puede convertirse en la quintaesencia de una biografía. La que hemos descubierto en Pablo en esas noches en las que un cubata compartido nos alargaba la vida. Cuando nunca pensé que mi amiga médica me iba a comunicar su muerte. El martes, 11de julio, por la tarde.

Opinión

Profetas en su tierra

Manuel Fernández

Noir

Joaquín Pérez Azaústre

Ortega y Cataluña (y 2)

José Manuel Cuenca Toribio

#SoydeVallellano

Mariano Aguayo Fernández de Córdoba

La Córdoba de antes y de ahora

Bartolomé Vargas Cabrera

Miguel Ruano

Diario Córdoba

Lectores
TRISTE ANIVERSARIO

Dolor por Ana Orantes

Veinte años del asesinato más cruel, de una muerte que se podía haber evitado, del símbolo de la ...

CARTA ILUSTRADA

El barrio Cañero

Ayer desayuné con la desagradable noticia de que ciertos políticos habían decidido cambiar el ...

POLÍTICOS SEPARATISTAS

Muy presentables

En primer lugar, la siempre encantadora Nuria de Gispert; luego la CUPista (que demostrando una ...

CÁRITAS

Con los necesitados

Durante todo el año, no solo en estas fiestas, Cáritas sigue siendo la imagen publica y eficaz ...

   
1 Comentario
01

Por Decord 13:19 - 15.07.2017

A Titomoja. Como se que leerás este articulo del señor Fernández como leiste el del dia 14,por alusiones te respondo. Ya se que la señora Pastor y el PP estaban en el gobierno cuando se hizo o se remodeló la autovia A4 a su paso por Córdoba y que son los esponsables de ese trazado..lo sé. Yo añadí de mi cosecha y me reitero que la ruina de Córdoba es gracias a los comunistas a la cordobesa y pancistas que los sustenta..¿que que tiene que ver la autovia con respecto a los ruinosos que no salen del Auyun ni de La Corredera? Muchoooo,muchisimio..si fuera un gobierno municipal con dos coonnss...ya habrían tomado mdidas,hubieran movido a la gente y hubieran hecho,aparte del problema de la utovia,muchas mas cosas para nuestra querida capital.,que me duele mucho porque YO sí soy de aqui..con mas motivo me duele mas que a muchisimos foraneos que "lo saben todo".