+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Brisas

Una ley para lo que hay que comer

 

Una ley para lo que hay que comer -

Manuel Piedrahita Manuel Piedrahita
13/01/2018

Está bien intencionado el proyecto de ley aprobado por el Gobierno andaluz para que comamos alimentos saludables y dejemos de comer alimentos perjudiciales para la salud. Nuestra comunidad autonómica se jacta de ser pionera en España con la futura ley. ¿Por qué será que ninguna otra autonomía ha dado ese paso? Pienso por ejemplo en el País Vasco con su fama de comer buenas «cosas» insanas. O en los intereses de la industria alimentaria. El americano Michael Pollan, en su libro El dilema del omnívoro, escribe que «decidir lo que se debería comer inevitablemente provoca ansiedad». Ansiedad agudizada en Estados Unidos donde la obesidad es una plaga: ciudadanos obsesionados por adelgazar y sin embargo engordan cada vez más. Aquí ocurre algo parecido ante los bandazos de la propaganda dietética: lo que era insano resulta que es sano, etc., etc. Se abusa de determinados alimentos que se nos anuncian machaconamente y no nos favorecen. ¿Quién puede poner puertas al campo por decreto ante una industria alimentaria que bombardea inteligentemente a los consumidores, niños incluidos? Creo que es una ingenuidad exigir que los bares y restaurantes ofrezcan agua gratis a la clientela. El atajar la obesidad comienza con una educación nutricional adecuada en el hogar. Se ha perdido gran parte de la alimentación tradicional y los matrimonios jóvenes educan a los niños con su mal ejemplo: la gula. Los «atracones», ya se sabe, incumplen la dieta mediterránea. Miremos al futuro, la alimentación personalizada que permite saber la comida que necesitas a partir de la información que ofrece tu ADN.

* Periodista

Opinión

El Gobierno protege al taxi

Diario Córdoba

La «segunda oportunidad»

Diario Córdoba

Sin Previsión

Manuel Fernández

Elogio de la amabilidad

José Manuel Cuenca Toribio

Los libros salen a la calle

Manuel Piedrahita

Montoro

Joaquín Pérez Azaústre

Franco, todavía

Emma Riverola

Educar en valores

Carmen Bandrés

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / ACREDITACIÓN Y VALÍA

Políticos y títulos

Con el falso máster de la pepera Cifuentes se ha abierto el melón de las titulaciones, porque de ...

CARTA ILUSTRADA

Para qué sirve Medio Ambiente

A raíz del incendio producido en mayo de 2016 en el macrovertedero de neumáticos, de origen ...

CARTAS AL DIRECTOR / RIOMUNDI

No se enteran o no quieren enterarse

Parece ser que los responsables municipales que organizan y programan las actividades ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

A mis vecinos del Parque Figueroa

Soy Josefa Ortiz Torrico, tengo 79 años, soy cordobesa y vecina del Parque Figueroa. El día 5 de ...

   
1 Comentario
01

Por Juan Gutiérrez 9:09 - 13.01.2018

Yo siempre me pregunto lo mismo: si un producto me hace daño, ¿por qué dejan fabricarlo y/o vendérmelo, limitándose a prohibírmelo a mí que soy fácilmente convencible de que no me viene mal? No sé la respuesta, si bien, a veces, pienso que esto es porque los poderes legislativos y ejecutivos solo son fuertes con los débiles.