+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Historia en el tiempo

Impecable trayectoria

El pueblo español apenas valora un servicio público que es de gran calidad

 

Impecable trayectoria -

Placenteramente en el terreno personal, estimulante en el orden social y alentadoramente a escala de un patriotismo hoy muy infirme, resulta constatar en el inicio de un año atiborrado de enigmas y envites de enorme envergadura el excelente, impecable servicio prestado con dimensión nacional por un organismo vital para la buena o cuando menos aceptable andadura del país.

Tal vez el mejor regalo que los Reyes Magos han dado a España en la Cabalgata del 2018 estribe en la preservación de la admirable tarea desplegada por las mujeres y hombres integrados en la Renfe a lo largo y ancho de nuestra muy espaciosa y aún más que accidentada geografía. Fallos, manquedades y déficits abundan hodierna y lógicamente en una corporación pública de casi monstruosas proporciones. Nada de ello empece, sin embargo, para que su labor propia y comparativamente se ofrezca como de obligado resalte y encomio. En todo tiempo, en cualesquiera circunstancias sus miembros están ahí, al servicio incondicional de sus conciudadanos. En conjunto, el buen pueblo español no tiene en la gratitud uno de sus rasgos más peraltados. Así, por lo común, la Renfe y sus componentes humanos no gozan de opinión favorable, conforme atestigua un dato en extremo revelador: las cartas al director en diarios y revistas. Mas sin duda a muchas de las instituciones a que pertenecen numerosos de los firmantes de tal correspondencia cabría decirles, como el gran D. Joaquín Costa replicase a un magistrado inmisericorde en su juicio sobre la Escuadra que protagonizase el Desastre cubano del 98: «Ay si las Audiencias navegasen...».

En el arranque de un año que dentro de doce meses sabremos si fue venturoso o desdichado para la gran patria española, solo cabe ufanarse de una colectividad que lejos de caer en la rutina y la inercia, se marca periódicamente metas de auto-superación. No otra fue la conducta del mejor arquetipo de la España de los grandes siglos: el hidalgo. No es desde luego, el menor título para empatizar con la Renfe y los millares de mujeres y hombres que alientan y aseguran cuotidianamente su buen quehacer.

* Catedrático

Opinión

Padre y autónomo

María Luisa Bueno Martínez

Los ‘pegos’ de la señora ministra

Julio Anguita González

Tu dueño

José Manuel Ballesteros Pastor

Sexenio «vivo», investigador «muerto»

José Javier Rodríguez Alcaide

Los vídeos del PP

Cristina Pardo

Antonina Rodrigo

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS A LOS LECTORES / IMPUESTOS

La injusta fiscalidad

El nuevo Gobierno de Sánchez necesita subir impuestos a ricos y grandes empresas y estos, ...

CARTAS AL DIRECTOR / LIMPIEZA

Una carretera sucia

Desde hace años los andenes y aledaños de la N-431 y la Cañada Real Soriana (en estado de ...

CARTAS AL DIRECTOR / SALUD EMOCIONAL

Prevención de la ansiedad y la depresión

Para prevenir las dos enfermedades más proliferantes del siglo XXI, la ansiedad y la depresión, ...

CARTA ILUSTRADA

Elogio a los cines de verano de Córdoba

El pasado 16 de julio se presentó en el cine Fuenseca de Córdoba el documental Picadillo y Cines, ...