+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Mirar y ver

Qué hay de los elefantes

 

Isabel Agüera Isabel Agüera
14/11/2017

Hace unos días he leído algo muy interesante: trataba de un experimento con elefantes que ha determinado su grado de autoconciencia, cuando hasta ahora se creía que esta característica era privativa del ser humano, de algunos primates y de los delfines. Es decir, los elefantes son capaces de «encontrarse», capaces de reconocer su propia imagen. Y para llegar a esta conclusión, a los científicos les ha bastado colocarlos delante de un espejo y observar cómo reaccionaban los grandes paquidermos, concluyendo que son animales sociales, capaces de aprender comportamientos, de establecer empatías con sus similares y hasta hay estudios que revelan cómo son capaces incluso de llorar a sus muertos. También yo un día, hace ya un montón de años, me miré al espejo y exclamé: ¡caramba! ¡Esa soy yo! Y comencé a examinarme, a medirme... Y cada mañana, nada más levantarme, me coloco delante del mágico cristal y le hago la consabida pregunta: oye, espejito, ¿«crezco o menguo»? Y el mago del espejo va y me responde.

Pero llevo tiempo pensando que los espejos de hoy día, tan parlanchines hasta para los elefantes, han debido tornarse opacos y mudos porque, para encontrarse con uno mismo, la gente se impone la necesidad de hacer el Camino de Santiago, Camino que en mis tiempos de niña hacían los peregrinos penitentes, sin más equipaje que su cuerpo cubierto por ruda túnica, sandalias de esparto, sombrero de ala ancha y bordón del que colgaba una calabaza que hacía las veces de cantimplora. Creo que el Camino hoy día es más objetivo de turismo que de penitencia y sobre la decisión del encuentro personal, un colocarnos ante el espejo, cada día, basta, y si no, miremos a los demás y nos veremos a nosotros mismos.

* Maestra y escritora

Opinión

La noche de San Juan

Manuel Fernández

Inquietante frustración

José Manuel Cuenca Toribio

Sin manadas

Joaquín Pérez Azaústre

Adelante Andalucía

David Moscoso

Los nuevos sacerdotes

Antonio Gil

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / REFLEXIÓN

Encontrando la ilusión

En la soledad de su propio yo, escuchó por primera vez a sus adentros. Aquellos que llevaban ...

CARTA ILUSTRADA

Sí a la caza con galgos

El ser humano desde la noche de los tiempos obedece a los estímulos recibidos. Cuando se inventó ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

A la Fundación Cajasur

Queremos dar las gracias a la Fundación Cajasur por la subvención que en el año 2017 nos ...

CARTAS AL DIRECTOR / INFRAESTRUCTURAS

La Ciudad de los Niños y el cierre en verano

Nos ha sorprendido saber en los últimos días que la Ciudad de los Niños cerrará sus puertas ...