+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Espíritu ‘hygge’

 

Magdalena Entrenas Magdalena Entrenas
27/10/2017

El espíritu hygge (se pronuncia jugga o hu-ga y se traduce algo así como «lo acogedor»), que los nórdicos practican desde hace siglos, es la felicidad encontrada en las pequeñas cosas, es, como dicen los que saben, una actitud total ante la vida y es lo que ha ayudado a Dinamarca a superar a Suiza e Islandia como el país más feliz del mundo.

Si en Dinamarca hace en este momento un frío que pela y buscar ese espíritu es muchas veces el único recurso ante días con pocas horas de sol y frío, mucho frío, un día y otro y el siguiente, digo yo que aquí en este tiempo que empieza, con el sol de este sur que no se agota, debe ser aún más fácil buscar nuestro «hu-ga cordobés».

Una cena con amigos, el olor a mirra o a tuberose de esas velas que me transportan, un paseo de patio en patio para ver Flora mientras me como un corte de crocante, ver una película desde el sofá de cojines de pluma, disfrutar del sol de este primaotoño y sus rayos de color rojo al violeta cuando traspasan las ramas de mi encina, un trozo de chocolate cuando desfallezco, una cuña de pastel cordobés, el olor de las palomitas con una serie de Netflix, jugar a las cartas en la mesa camilla, estar en silencio, adentrarme en las páginas de un libro (da igual si contiene historias que te hagan feliz, que te hagan sentir o que te descubran algo nuevo), cocinar con una amiga, abrir una botella de buen vino y beber ese primer sorbo, estar solo con quien quieres de verdad...

Hay días que solo pueden ir a mejor porque empiezan torcidos y otros que ni aún así se enderezan, porque la ley del embudo es tan caprichosa que cuando crees que solo cabe mejorar, aún lo que viene es peor. Entonces, apliquen el jugga, porque lo más simple puede ser lo que nos rescate.

Hay momentos en la vida en que estás rodeado de mucha gente pero todos te sobran y todo te espanta porque solo se escuchan cosas absurdas. Salgan corriendo y sean ustedes quienes elijan cómo, dónde y con quién con la simpleza del espíritu jugga.

Hay situaciones, hasta en la política, tan aparentemente complejas y al mismo tiempo tan simples que dan ganas de regalarle un curso acelerado de jugga a algún político para explicarle la simpleza de decir «sí», aunque para eso hiciera falta el valor que nunca tuvo.

* Abogada

Opinión

Dos mundos

Manuel Fernández

Mª Emilia Casas

Diario Córdoba

Robinho Santos

Diario Córdoba

3.000 millones

Miguel Aguilar

Lobos no, hienas

Magdalena Entrenas

Viernes negro

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
ELECTRICIDAD

El susto mensual

¿Cómo es posible que en España el recibo de la luz no haga más que subir y subir mientras en ...

PENSIONISTAS

Rayando en la indigencia

La pobreza se define como la escasez o carencia de los recursos necesarios para poder satisfacer ...

CARTA ILUSTRADA

A Manuel Peláez del Rosal

Medio centenar de profesores e investigadores se han dado cita en Alcalá la Real para rendir un ...

CARTAS AL DIRECTOR / JUICIO EN PAMPLONA

¿La víctima es juzgada?

¿Qué visión de las cosas puede tener alguien que crea que una chiquilla de 18 años puede ...