+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mí

La enfermedad del amor

 

Antonio Gil Antonio Gil
24/11/2017

De vez en cuando nos llegan a la gran pantalla películas que recogen historias basadas en hechos reales, como, por ejemplo, la del film La gran enfermedad del amor. Es la historia de cómo el actor Kumail Nanjiani, que se interpreta a sí mismo, se enamoró de su actual esposa, muy bien interpretada por Zoe Kazan, que a la vez es guionista del film. Diez años después de comenzar su relación contaron en esta cinta los avatares de su historia de amor. El argumento de la película comienza de un modo muy tópico. Chico conoce a chica en un bar. Lo que al principio es una relación sexual acaba convirtiéndose en algo más serio y profundo con un grave obstáculo: él es pakistaní y ella norteamericana auténtica. Él, que es taxista pero que sueña con ser un gran monologuista, no se atreve a presentarla a su familia musulmana, cerrada en su cultura tradicional hasta la médula. De pronto, ella contraerá una enfermedad que obliga a los médicos a inducirle en un coma para averiguar la causa. Casualmente es Kumail quien la lleva al hospital y se encarga de cuidarla. Allí conocerá a sus padres y aprenderá a amarla más profundamente, pese a las dificultades, sacrificios, renuncias y enfrentamientos que tiene con su familia. La gran enfermedad del amor se mueve en medio de las contradicciones y aciertos de la nueva forma de las relaciones amorosas y sentimentales de nuestra época, y con telón de fondo de unos protagonistas que ya no son tan jóvenes y que se plantean la entrada en la estabilidad de la edad adulta. El film, que podría ser un melodrama, no lo es, sino que, sin abandonar ciertas sombras dramáticas, está lleno de un gran y comedido sentido del humor. Trata un tema de palpitante actualidad: el choque de culturas. En estos tiempos de nacionalismos y xenofobia es muy positivo que se planteen estos problemas a nivel personal, invitando a nuevas aperturas de aceptación, de escapar de encerronas culturales, ideológicas y religiosas. La película no es ni trágica ni melancólica, sino que manifiesta una alegre explosión de la vida.

* Sacerdote y periodista

Opinión

Grandes garcías

Juan M. Niza

Posible suicidio

José Luis Casas Sánchez

Pregúntale a Patricia

Marcos Santiago Cortés

Loco, no; provocador, sí

Carmelo Casaño

Contigo, Pablo

BERNARDO Ríos

Pragmatismo político

Francisco Dancausa

Palomo Spain

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / CARNAVAL

Sin sentimientos

La culpa, en última instancia, la tiene su madre, por haber vivido de hablar de la niña y de su ...

CARTAS AL DIRECTOR / PROMOCIÓN 1965-1968

Antiguos alumnos de la Escuela Normal de Magisterio de Córdoba

Somos un grupo de alumnos de la Escuela Normal de Magisterio, concretamente del curso 1965/1968, ...

CARTA ILUSTRADA

Rumor presente

A la memoria de nuetro ilustre y entrañable poeta. Aún suena la música de Rumor oculto por los ...

SOBRE DONALD TRUMP

El vendedor de humo

Cuando en febrero del pasado año Donald Trump, so pretexto de aumentar el gasto militar, dijo que ...