+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Bufonada

 

Magdalena Entrenas Magdalena Entrenas
03/11/2017

Bufonada, payasada, farsa, burla, chufla, camelo, broma --de mal gusto--, cuchufleta, paparrucha, guasa, inocentada, novatada, mofa, befa, chiste --malo--, payasada, pitorreo, circo --mediático--... ¡poca vergüenza!

Como cuando alguien hace alarde continuo de su potencial económico, de su casa de lujo, de su coche último modelo y de tener los niños en el colegio bilingüe y de pronto nos enteramos que vive del dinero prestado de otros y que debe hasta de callarse.

Como esos hombres de iglesia que predican sobre la tolerancia, la continencia, la igualdad, el voto de castidad y hasta de pobreza y un día nos enteramos que tienen «familia», con algún que otro vástago y que de pobreza nada de nada.

Como esos gurús mediáticos que nos dan lecciones de cómo vivir conectados a la naturaleza, que nos venden las bondades del veganismo, la paz de espíritu y un buen karma, sin dejar atrás los chakras y resulta que luego comen chuletones, son conductores de esos que insultan a todo el que se le cruza y los chakras de la pareja se los abren, pero a martillazos.

¡Ya saben a quién me refiero!... Cada día que pasa nos preguntamos qué burla nueva, qué bufonada mediática aún más ridícula nos tiene preparada. Hasta ahora ha venido superándose a sí mismo cada día, teniendo que reconocerle su capacidad para sorprendernos a base de ceder más y más en lo más básico que un hombre debe tener: su dignidad y honor. Un señor que ha tenido las riendas de una Comunidad rica, poderosa y libre y que se «pira» sin rubor ni vergüenza torera dejándola sin empresas, dividida en su tejido social hasta un extremo difícilmente reparable a muy largo plazo y secuestrada en sus nuevas generaciones por unas ideas tan absurdas como falsas.

El acto final de su opereta solo tiene a mi entender una ventaja: la cobardía es tan flagrante que supera incluso a sus delitos, así que llegará el tiempo en que hasta los suyos lo condenen. Bueno y algo más, ha conseguido que la bandera española sea de todos y que Manolo Escobar rebose felicidad allí donde se halle.

No vuelva tampoco hoy Sr. Muy Honorable, que cuando algún día lo haga sin más remedio, lo sea con mayor escarnio y abucheo hasta de los propios podridos en prisión y nos habremos quitado de en medio construir un mito.

¡Cobarde!

* Abogada

Opinión

El Gobierno Sánchez

Gabriel M. Pérez Alcalá

Machistas de hoy

Marcos Santiago Cortés

Dinero para «hacer política»

José Naranjo Ramírez

El enigma del suicidio

Najat El Hachmi

Hace calor

Francisco Dancausa

Jubilados ‘mini jobs’

Diario Córdoba

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

El restablecimiento de la democracia

La ansiada regeneración democrática. ¿No estaremos en una coyuntura ideal para que se asentara ...

CARTAS AL DIRECTOR / SEGURIDAD

Trabajo y sacrificio poco valorado

A nivel urbano, son las unidades de Seguridad Ciudadana, y resto de unidades uniformadas, las que ...

CARTAS AL DIRECTOR / INMIGRACIÓN

Y las mafias sonríen

El negocio de las mafias que comercian con la vida e ilusiones de millones de seres humanos es ...

CARTAS AL DIRECTOR / LA CIUDAD

Andamios perennes

Por desgracia, son típicas en nuestra tierra las obras interminables. Para que se termine un ...