+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

432 años después

 

Magdalena Entrenas Magdalena Entrenas
08/12/2017

Hoy es el día de la Inmaculada Concepcion y desde hace 432 años la Fiesta Nacional de España por un acontecimiento al que me referiré.

Carlos I de España y V Alemania legó a su hijo Felipe II, El Prudente, el gobierno de España y de los estados que hoy ocupan en su mayoría los Países Bajos, pero los habitantes de aquellas regiones vieron en Felipe un rey extranjero nacido y crecido en España. Era una de las razones para independizarse, además de las tensiones que se vivían en una Europa dividida entre el catolicismo (no en vano el Rey era «Su católica majestad») y el protestantismo (cuya historiografia sabemos lo tacha de déspota y criminal) lo que hizo inevitable la contienda cuando aquellas provincias se unieron contra Felipe. El rey movilizó entonces varios Tercios enviándolos a tan hostil territorio para terminar con la pretensión de independencia.

Estando los españoles muy mermados y sitiados en la Isla de Bommel, vieron los rebeldes la oportunidad de acabar con el yugo español dándoles un golpe certero, abriendo los diques de los ríos y anegando la isla, para que el agua cayera sin piedad contra los tercios de España. El monte Empel era la parte más alta de la isla así que allí se dirigieron, resistiendo durante días como pudieron hambrientos y sin ropas secas. En la mañana del 7 de diciembre de 1585, cuando todo parecía sentenciado para los españoles, uno de ellos encontró bajo la tierra una imagen de la Inmaculada Concepción pintada en una tabla. Aquello se interpretó como una señal divina e hizo crecer el ánimo entre la tropa agonizante que decidió encomendarse a la virgen, estando dispuestos a quemar las banderas y enfrentarse en un último combate tan valeroso como suicida... Y entonces ocurrió el Milagro de Empel. La madrugada del día 8 un gélido frío congeló de un plumazo las aguas que rodeaban a los españoles, convirtiéndolas en hielo firme que encalló los barcos rebeldes, provocó su huida despavorida y la inimaginable victoria española al poder marchar los soldados sobre el hielo y atacar por sorpresa al enemigo al amanecer del día 8.

Hoy tenemos otro Felipe, independentistas en el norte que además buscan refugio en lo que fueran Países Bajos, ola de frío... Y solo nos falta el milagro. Feliz día de España.

* Abogada

Opinión

Pobreza juvenil

Manuel Fernández

Justin Forsyth

Diario Córdoba

Francisco Jiménez

Diario Córdoba

Último adiós a Forges

Ángeles González-Sinde

Vida, cántico y muerte

José Javier Rodríguez Alcaide

Era disfraz

Magdalena Entrenas

Chaves Nogales, una voz libre

Antonio González Carrillo

Amigos

Francisco García-Calabrés Cobo

Lectores
Buen músico cordobés

Nacho Lozano

Para quienes no conozcan a este joven cordobés, les diré que es un gran artista, maestro de ...

LA CARTA ILUSTRADA

Una calle a 'Juanín'

Ahora que está aprobado el cambio de 15 calles o plazas de nuestra capital, tema en el que no voy ...

DESPEDIDA

A Curro Quevedo

Querido amigo: Hace ya varias semanas desde el día en que te fuiste, y tu ausencia se hace cada ...

TRANSPORTE PÚBLICO

Los autobuses sin calefacción

Una vez más, los vecinos y usuarios de los autobuses de Aucorsa (al menos los de la línea número ...