+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VIOLENCIA MACHISTA

Suma y sigue...

 

Encarnación Pino Cerezo / Córdoba
28/11/2017

Existe una pandemia de soberbia masculina que no deja de producir víctimas de mujeres y niños inocentes que no comprenden por qué su padre los mata. Entre los motivos que influyen en esta actitud criminal, a mi modo de ver, tienen mucha culpa ciertos anuncios que veo con estupor. Hay uno que dice: «guarda tus óvulos para cuando quieras tener hijos» . Si leemos entre líneas quiere decir: no tengas hijos porque mi empresa no quiere dar permisos de maternidad. ¿Cuándo es buen momento para tener hijos? Pues al jubilarse. Las empresas despiden o no contratan a mujeres embarazadas y aunque ganen el juicio por despido improcedente, les hacen la vida imposible para que se vayan. Conocí una empresa cordobesa que sólo contrataba hombres «porque ellos no faltaban al trabajo» y si entraba alguna chica se le advertía que al casarse quedaba despedidas. Esto se llama violencia machista. Hace unos días el telediario dio cuenta de una encuesta que se había hecho en Centroeuropa y dio como resultado que 9 de cada 10 hombres pensaban que el sitio de las mujeres estaba en llevar la casa y criar a los hijos. ¿Vamos a retroceder 200 años? También considero que esto es violencia machista. Los hombres que así piensan no quieren aceptar que la casa y los hijos son de los dos. No sólo es violencia cuando matan a una mujer, sino cuando anuncios, encuestas y actitudes son el principio del machismo que desgraciadamente termina en asesinato.