+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPERCUSIÓN DE 'LOS PAPELES DEL PARAÍSO'

Oxfam propone cinco medidas para acabar con la elusión fiscal

La oenegé recuerda que cuando las empresas y los "súper ricos" no pagan los impuestos que les corresponden se acrecienta la brecha de la desigualdad

 

El logo de Nike, en su tienda de Nueva York; la multinacional es una de las protagonistas de los papeles del paraíso. - AFP / DREW ANGERER

EL PERIÓDICO
08/11/2017

Ante la escandalosa situación de evasión fiscal masiva a nivel internacional que revelan los denominados 'papeles del paraíso', la oenegé Oxfam ha publicado un documento en el que detalla las cinco medidas que consideran más urgentes para acabar con los paraísos fiscales y que los gobiernos pongan fin a la evasión y elusión fiscal. La oenegé recuerda que "cuando las grandes empresas y las personas más ricas eluden sus responsabilidades fiscales, son los países y las personas más pobres, en particular las mujeres, quienes se llevan la peor parte".

Oxfam subraya que el mundo "se enfrenta a una crisis de desigualdad, donde ocho hombres poseen la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres" y señala que "la evasión y la elusión fiscal generalizadas por parte de las personas más ricas y de las grandes empresas ahonda aún más esta brecha". La explicación es sencilla: "A medida que disminuye la recaudación fiscal sobre los beneficios empresariales, los países tienen dos opciones: o bien recortar el gasto público, que es esencial para reducir la desigualdad y la pobreza, o bien compensar el déficit gravando con impuestos más elevados a la gente común". 

La organización humanitaria pone de manifiesto que "se estima que la red mundial de paraísos fiscales permite a los súper ricos evitar el pago de hasta el 30% de los impuestos que les corresponden" y que "tienen 7,6 billones de dólares escondidos en paraísos fiscales", una cantidad mayor que el PIB combinado del Reino Unido y Alemania.

LA PROPUESTA
La oenegé sugiere cinco medidas que los gobiernos deberían adoptar:

1) Acabar con los paraísos fiscales. Oxfam propne elaborar una lista negra internacional siguiendo criterios objetivos y sin ningún tipo de interferencia política y acompañarla de potentes medidas sancionadoras. Oxfam recuerda que "todas las iniciativas internacionales para elaborar una lista negra de paraísos fiscales han resultado un fiasco" y por ello aboga por criterios más estrictos que incluyan indicadores de transparencia.

2) Terminar con la opacidad en la información financiera. Para ello, Oxfam propone que los gobiernos se comprometan a "establecer un sistema público de informes, país por país, para todas las empresas multinacionales en cada país donde operan". Las empresas deberán así "publicar la información financiera para cada país en el que operan". La oenegé pide también que "las instituciones de financiación del desarrollo solo inviertan en empresas que hayan adoptado políticas fiscales responsables".

3) Acabar con la opacidad fiscal de los súper ricos. Con este objetivo, Oxfam propone "establecer un registro público y centralizado de los titulares reales y últimos de las empresas (incluidas las empresas pantalla, cuentas bancarias, trusts, fundaciones, propiedades, etc.)" y "hacer obligatorio el intercambio automático de datos del registro central de los titulares reales, así como de la información financiera de sus bancos o instituciones financieras con todos los países, incluidos los países en desarrollo".

4) Reequilibrar los acuerdos fiscales. Oxman pide garantizar que "las negociaciones sobre acuerdos fiscales", y los acuerdos de cooperación intermediados por los donantes y las instituciones financieras internacionales, "eviten erosionar las bases impositivas de los países en desarrollo", que se encuentran en posición de debilidad, y perder recursos vitales.

5) Liderar el camino de la reforma del sistema fiscal internacional. La oenegé cree que "es necesario elaborar, a nivel mundial, una nueva generación de reformas fiscales que creen un sistema fiscal internacional que funcione en interés de la mayoría". Estas reformas deberían conducir a "sistemas tributarios que respondan al interés público de todos los países". Oxfam propone "crear un organismo fiscal mundial para dirigir y coordinar la cooperación fiscal internacional que incluya a todos los países en igualdad de condiciones".