Diario Córdoba | Martes, 27 de junio de 2017

19:02 h. 'TRENDING TOPIC' EL 1 DE MAYO

Jordi Cruz, criticado por defender que los becarios no cobren

En las redes recuerdan que ha comprado un palacete de tres millones de euros para ampliar su negocio gastronómico

EL PERIÓDICO 01/05/2017

En una jornada como la del primero de mayo, con los sindicatos manifestándose en la calle exigiendo acabar con la precariedad en los empleos, una cuestión laboral ha convertido al cocinero Jordi Cruz, jurado en el programa 'Masterchef', en 'trending topic'.Las redes se encendían y hacían 'chup chup' con los comentarios sobre un plato muy extendido en las cocinas de los restaurantes más laureados, la de los aprendices que trabajan sin percibir sueldo alguno, algo que Jordi Cruz, entre otros cocineros, defiende como una forma de aprendizaje.

La polémica empezó a cocinarse hace unos días con un reportaje de 'El Confidencial' con el titular: 'La miseria de ser becario de Adrià, Muñoz o Berasategui: 16 horas a palos y sin cobrar'. El periódico ha seguido este 1 de mayo con las reacciones de algunos gurús de la gastronomía. Los chefs consultados aseguran que en sus cocinas “no hay abusos” y equiparan el trabajo de los ‘stagier’ (aprendices de cocina) con un máster.

"ES UN PRIVILEGIO"

"Me molesta que se hable del trabajo del ‘stagier’ como algo negativo, como si fuera un abuso o una mala práctica –sostiene Cruz, chef del restaurante Àbac de Barcelona, con dos dos estrellas Michelin. Yo nunca he hecho un ‘stage’ y me da mucha envidia cuando veo que alguien viene de estar en la cocina de Martín Berasategui, por ejemplo. Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto dinero te costaría eso en un máster en otro sector", argumenta Cruz.

Según el artículo, en la cocina de su restaurante Àbac de Barcelona la mitad de los aprendices no cobra. “Un restaurante Michelin es un negocio que, si toda la gente en cocina estuviera en plantilla, no sería viable. Podría tener solo a 12 cocineros contratados y el servicio sería excelente, pero si puedo tener a 20, será incluso mejor. Las dos partes ganan. Es un ‘tú me das tus manos y yo te enseño”, añade.

Por su parte, su colega en 'Masterchef', Pepe Rodríguez, al frente de las cocinas de El Bohío, añade: "A mí me encantaría tenerlos a todos dados de alta en la Seguridad Social, pero no puedo tener 20 nóminas en cocina, es una burrada".

Las declaraciones de Jordi Cruz han causado mucho revuelo en Twitter, donde el grupo ‘Los Chikos del Maíz’ ha querido sumarse a la polémica recordando otra reciente noticia: “Jordi Cruz y su novia se compran un palacete por tres millones de euros”.

  Efectivamente, según 'Informalia', Cruz y su novia, Cristina Jiménez, que trabaja en el hotel Àbac, han comprado una lujosa casa de 800 metros cuadrados en la avenida Tibidabo. Se trata de un antiguo palacete de 1940 que el cocinero utilizará para ampliar sus negocios gastronómicos. Con este nuevo restaurante, serán cuatro los que el chef tendrá en Barcelona, además del Àbac, Ten's Tapas y Atempo.