+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MODA

Alejandro Gómez presenta su colección ‘Hotel Palomo’ rodeado de celebridades

Linsay Lohan “se ha llevado la ropa puesta” y Almodóvar vuelve a dar su respaldo

 

La actriz Rossy de Palma, con uno de los trajes del diseñador Alejandro Gómez. - EFE

Rafael Valenzuela Rafael Valenzuela
14/09/2017

El hotel Wellington de Madrid ha dejado esta tarde constancia del interés que había suscitado la presentación de la nueva colección del diseñador cordobés Alejandro Gómez Palomo, más conocido por la marca Palomo Spain. Personalidades del mundo del espectáculo, la moda y la comunicación como Susanna Griso, Beatriz Luengo, Ana García Siñeriz, Javier Maroto, portavoz del PP en el Congreso, el crítico de moda, Jossi, Carmen Lomana, Francine Galvez y su ya incondicional Pedro Almodóvar, además de Lindsay Lohan, “que se ha llevado la ropa puesta”, explicaba exultante el diseñador a este periódico, ocupaban lugares de privilegio en un salón ornamentado, como viene siendo habitual en los desfiles de Palomo, con flores, y abarrotado de público expectante por conocer la nueva propuesta del diseñador más prometedor del momento.

Al término del desfile Alejandro Gómez señalaba a Diario CÓRDOBA encontrarse “feliz de la vida, porque la gente ha disfrutado”, asegurando que esta colección  lo que ofrece es “más Palomo para todos", a demás de prendas “más asequibles”, con la intención de que todo el mundo pueda encontrar algo de su interés, desde “grandes trajes de alta costura hasta otras con las que sentirse más cómodo”.

La colección, denominada Hotel Palomo, presentó vestuario ambientado, como su nombre indica, en los personajes de un hotel, desde los botones a la limpiadora pasando por una amplia propuesta de vestuario para todos los momentos del día, al que se quisieron sumar como estrellas invitadas, a la chef Samanta Vallejo Nájera, que fue la encargada de abrir, con un traje de pantalón blanco, el desfile, al que se sumó también María Fitz James y al que puso el colofón estelar una Rossy de Palma con su habitual actitud provocadora, dejando una rosa amarilla en los labios de su director de cabecera y amigo, Pedro Almodóvar.

Durante la sesión se pudieron ver de nuevo brillos, volantes, túnicas, flecos, lentejuelas, pedrería, trajes algunos con una propuesta más clásica de lo habitual pero otros siguiendo su línea  rompedora y unisex, así como transparencias, túnicas, sedas, batas, y complementos perfectamente asumibles tanto por hombres como mujeres, a las que en esta ocasión también ha incluido Alejandro Palomo en su propuesta.

En algunos momentos del espectáculo montado por el diseñador maleno en el Wellington, los asistentes rompieron en aplausos al verse de nuevo sorprendidos por la transgresora pero sugerente apuesta que tenían ante sus ojos.