+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VER, OÍR Y CONTAR

Una merienda solidaria

La decimosexta edición del Roscón de Reyes gigante de Lucena repartió ayer 5.000 porciones de este dulce, en una iniciativa solidaria con la que se ayudará a una niña que sufre una enfermedad rara

 

El alcalde, con Julie y los organizadores, junto al roscón gigante. - J.A.F.

JUAN A. FERNÁNDEZ
03/01/2018

La navidad lucentina volvió a mostrar su versión más solidaria en la decimosexta edición del Roscón de Reyes Gigante, que repartió 5.000 raciones de este tradicional dulce con el que año tras año se colabora con asociaciones y colectivos que necesitan de la solidaridad ciudadana.

A las 18.30 horas en la plaza San Miguel se daban cita numerosos voluntarios para ayudar en la tarea de repartir este rico roscón. Desde el Ayuntamiento se viene apostando para dar impulso a esta actividad, que en esta ocasión se ha rodeado de la AMPA La Estrella del colegio Antonio Machado para llevar a buen puerto una actividad que se plantea con un formato turístico para potenciar las visitas a Lucena pero que no se entiende sin su principal objetivo solidario, como ponía de manifiesto en su presentación el concejal de Turismo, Manuel Lara, acompañado por diferentes representantes del colectivo organizador de madres y padres.

Como en años anteriores, el Roscón de Reyes ha sido elaborado por la Panadería-Confitería Nuestra Señora de Araceli y se acompañó por 2.000 cafés de la empresa Capuchinos, junto a otras sorpresas musicales y de baile preparadas por las numerosas personas voluntarias participantes en la merienda.

El dinero que se recaude con el roscón de reyes gigante ayudará a Julie, una alumna del citado colegio que sufre una distrofia muscular catalogada como rara.

El roscón pesó 750 kilos de peso y dio 5.000 porciones. La tarde noche acompañó climatológicamente para ayudar a Julie.