+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENCUENTRO EN LA PALMA

Los centros científicos de excelencia piden un pacto que garantice la financiación

Los representantes de los 20 institutos Severo Ochoa reiteran que la ciencia ha de quedar al margen de los vaivenes políticos

 

Encuentro de directores de centros con la acreditación Severo Ochoa, en La Palma. - IAC

EL PERIÓDICO
09/10/2015

Los centros científicos acreditados con el sello ministerial Severo Ochoa, que reconoce a los mejores institutos españoles, piden un pacto por la ciencia que garantice la estabilidad financiera de la actividad científica.

En la clausura del foro 100xCiencia, que se ha celebrado en la isla canaria de La Palma, Juan Lerma, portavoz de los 20 centros, que agrupan a más de 3.000 científicos, ha leído una declaración en la que se insta a los dirigentes políticos a alejar la ciencia de los vaivenes políticos y a realizar urgentemente una reforma profunda de las leyes que gobiernan la actividad científica.

Con esta reforma se pretende asegurar la competitividad de la actividad científica ya que para los investigadores, sin la estabilidad necesaria y los instrumentos adecuados no habrá resurgimiento de la competitividad española.

El manifiesto dice textualmente:

1. Exhortamos a nuestros dirigentes políticos a formalizar un Pacto por la Ciencia que garantice la estabilidad financiera de la actividad científica, alejándola de los vaivenes políticos y a realizar urgentemente una reforma profunda de las leyes que gobiernan la actividad científica, con el fin de asegurar la competitividad de la misma. Sin la estabilidad necesaria y los instrumentos adecuados no habrá resurgimiento de la competitividad española.

2. Igualmente solicitamos a las organizaciones políticas a que definan su postura sobre la investigación científica y que describan claramente en sus programas su compromiso electoral y acción de gobierno sobre este tema, de forma que los ciudadanos puedan apoyar con su voto a opciones políticas que tengan una clara voluntad de impulsar y reforzar la investigación científica.