+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO POR EL 'CASO GÜRTEL'

Bárcenas dice que los 48 millones que escondía en Suiza eran "como un fondo de pensiones"

El extesorero del PP asegura que no ha causado perjuicio a Hacienda porque regularizó su situación con la amnistía fiscal del 2012

 

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID
17/01/2017

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha tratado este martes de justificar su fortuna en Suiza, que en el año 2007 llegó a sumar 48,2 millones de euros, diciendo que "era como un fondo de pensiones fuera de España".

A preguntas de la fiscala Concepción Sabadell, ha asegurado que nunca le causó perjuicio a la Hacienda española, porque hasta el 2011 pagaba más en Suiza que lo que le correspondía en su país y regularizó en el 2012, con la amnistía fiscal del Gobierno del PP.

 
"Mi nivel de transparencia era tan grande", ha llegado a decir Bárcenas, que "los dos bancos sabían que tenía cuenta en el otro", aunque sí ha admitido que no comunicó que había sido elegido senador inmediatamente a Lombard Odier y que su cargo como gerente del PP sólo lo sabía Dresdner Bank.

En un tono más vehemente que ayer, probablemente, por lo que se juega, Bárcenas ha manifestado que solo tuvo dos cuentas en Suiza, aunque las fue cambiando del Private Bank al BSI, al Dresdner y al Lombard Odier. Y, para más lío, cambiando sus sucursales de Ginebra a Zúrich.

 

La primera la abrió en 1988, porque "eran operaciones que realizaba fuera de España y prefería tenerlas fuera. No las declaré. Eran operaciones con no residentes españoles y era dinero que tenía como un fondo de pensiones fuera de España".

 

SINEQUANON
 

Bárcenas, que ha intentado exculpar a su esposa, Rosalía Iglesias, con frases como "mi esposa firmaba donde yo le decía que firmase", ha explicado que abrió la fundación panameña Sinequanon por consejo de Lombard Odier, que contaba con otra, "Favona, que la usaba parte de la familia real española", donde gestionaba "un montón de fundaciones".

 

Y salvo esa fundación, de la que ha dicho que "más que pantalla era visillo", porque se veía que estaba él detrás, y la uruguaya Tesedul, que no pudo utilizar por el bloqueo de sus cuentas, no tuvo más.

 

Según Bárcenas, su actuación no le provocó perjuicio a Hacienda hasta el 2011, porque en Suiza pagaba lo que Hacienda le tenía que cobrar "o más". Según sus cifras, con la regulación que hizo fuera de plazo en diciembre del 2012 a través del impuesto de sociedades de Tesedul, pagó lo que le correspondía: "Aparte de retención (por los beneficios) en la fuente del 20%, 350.000 euros de impuesto de sociedades de Tesedul".

Temas relacionados