+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Una lucha contra las diferencias

El IES Blas Infante, tercer premio Rosa Regás por su contribución con un proyecto coeducativo

 

Las profesoras del IES Blas Infante Fina Vega y Dolores Jiménez. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

P. L. C.
24/01/2018

Para Fina Vega y Dolores Jiménez, profesoras del IES Blas Infante, que recientemente ha recibido uno de los terceros premios Rosa Regás, por su proyecto coeducativo Llegó la hora de la igualdad, resulta significativo observar cómo a partir de campañas publicitarias o a través de programas y series de televisión de gran divulgación se infiltran contenidos sexistas que dan lugar a la reproducción de estereotipos nada deseables. Por motivos como el expuesto, decidieron dar vida al proyecto Llegó la hora de la igualdad, una página web que recopila el trabajo que se realizó durante el curso pasado en el IES Blas Infante como desarrollo del Plan de Igualdad del centro, en el que se implicó gran parte de la comunidad educativa.

Tras la realización de unas encuesta a la comunidad educativa que evidenciaron la necesidad de un cambio, en el IES Blas Infante se llevaron a cabo multitud de actuaciones estructuradas por trimestres, de las que destacan cuatro líneas de actuaciones. Por un lado, el análisis de películas, cortos y documentales para trabajar la igualdad de género. De esta forma intentaron hacer llegar a su alumnado mensajes donde prevalezcan valores de igualdad, solidaridad y justicia. Por otro lado, realizaron múltiples exposiciones, así como una gymkana, con talleres previos en los cursos implicados realizados por padres y madres, sobre tareas domésticas y cuidado de las personas, en los que el jurado estaba formado por madres. Además, han hecho uso del teatro y la representación como instrumento eficaz de prevención y sensibilización, y también como herramienta de comunicación. Entre las actuaciones destacan una serie de microteatros que reflejaban comportamientos considerados expresión de celos, control, imposición, etcétera; la representación de un juicio contra violencia de género, en el que contaron con la colaboración de abogados, y por último, la representación de cinco monólogos que, en tono de humor, reflejaban diferentes situaciones de discriminación sexista, en los que participaron familias, alumnos y profesores.