+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un laboratorio de emprendedores

Los alumnos del IES Ipagro participan en el proyecto Profundiza, elaborando productos de belleza y bienestar que luego venderán como una microempresa educativa

 

Investigadores Alumnos del IES Ipagro en una de las sesiones del proyecto Profundiza. - Foto:CORDOBA

OLGA PEREZ BARBERO
11/03/2015

Veintidós alumnos de 4º de ESO del IES Ipagro de Aguilar de la Frontera se han convertido este curso escolar en improvisados investigadores cosméticos a la par que en empresarios dentro de un proyecto que combina el programa Profundiza con el de Microempresas Educativas.

La idea surgió, cuenta su responsable el profesor de Física y Química, Carlos Vázquez, a raíz de la primera edición de Investigando en la cosmética , una iniciativa que ya desarrolló el pasado curso escolar, con muy buenos resultados y que les llevó a mostrar su trabajo en el Palacio de Exposición y Congresos de Sevilla. Con ella obtuvieron una gran gama de productos cosméticos en el marco de Andalucía Profundiza.

Este año, decidió dar un paso más y que los alumnos que participaran crearan su propia empresa para rentabilizar las cremas, bálsamos de labios, jabones, sales de baño o velas aromáticas que obtendrían con el trabajo en el laboratorio.

En esta segunda edición de la iniciativa, Vázquez explica que se ha intentado mejorar los productos que se elaboraron el pasado año. Por ejemplo, a la crema de aloe vera se le añadirán partículas de plata, por sus propiedades antibacterianas entre otras destacables, así como vitamina E en lugar de conservantes químicos. Y es que este programa persigue que el alumnado lleve al laboratorio lo que aprenden en clase, de ahí que el único requisito que se pone a quienes quieran intervenir en el proyecto -algo totalmente voluntario- es que sean estudiantes de ciencias y tengan interés por la investigación y disponibilidad para participar en las sesiones de trabajo que se realizan en horario extraescolar.

En ellas, los alumnos ponen en práctica cuestiones como la electrólisis, los puntos de fusión o la separación de mezclas, y eso sólo en lo relativo al aspecto científico.

En el emprendedor, los alumnos desarrollan el trabajo cooperativo y la competencia emprendedora, además de trabajar con las áreas de matemáticas o tecnología,ya que deben llevar la contabilidad de la empresa o desarrollar su plan de márketing.

El dinero recaudado con la venta de estos productos se destinará al viaje de fin de etapa.