+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MULTILLONARIO EN DECLIVE

Wang liquida su imperio global

El fundador de Wanda Group vende activos a la misma velocidad que los compró

 

Wang liquida su imperio global - ANNUAL MEETING OF THE NEW CHAMPIONS DALIAN 2009

ADRIÁN FONCILLAS
11/02/2018

Wang Jianlin liquida su imperio global. El fundador del gigante inmobiliario Wanda Group vende a la misma velocidad con la que compraba. Son días áridos para quien durante años epitomó la expansión china por el mundo.

La reciente cancelación de proyectos inmobiliarios en Australia o la venta de su participación en un hotel de lujo londinense certifican la tendencia. La bolsa hongkonesa tuvo que suspender la cotización de la rama del grupo Wanda que era responsable de ambos proyectos. La fracasada compra de la productora Dick Clark, propietaria de los Globos de Oro y otros premios, ya había revelado meses atrás la distancia entre los anhelos de Wang Jianlin y sus posibilidades actuales.

Dos discursos frente a la junta anual de accionistas resumen el giro. A finales del 2016 había alardeado de que el grupo había cerrado el mayor número de adquisiciones internacionales en su historia y anunció operaciones inminentes. Y en diciembre pasado subrayó que el 93% de los bienes del grupo estaban en China y habló de la expansión con desdén. "En los últimos años, Wanda ha invertido en muchos proyectos internacionales. Ahora hemos decidido venderlos para liberarnos de la deuda", explicó.

La distancia entre ambos discursos se entiende por el cambio de rumbo de Pekín. Durante décadas animó a sus empresas a competir en el mercado global y las premió con líneas de crédito generosas. Aquello propició lo que la prensa occidental denomina conquista, saqueo o cualquiera de los términos bélicos al uso cuando está China de por medio.

Pero el Gobierno embrida ahora los ímpetus expansionistas de sus compañías. En verano se aprobaron límites a las inversiones internacionales en los sectores inmobiliario, de hoteles, entretenimiento y deportes, exactamente los mismos que monopolizaban la cartera de Wanda.

La medida llegaba en el marco de una campaña para atajar las pulsiones inversoras de los conglomerados chinos no solo por las elefantiásicas deudas sino por los riesgos que esa fuga de capitales puede generar en el sistema financiero nacional. Fitch Ratings estima que Wanda acumulaba deudas de 34.000 millones de dólares a final del 2017.

Endeudamiento empresarial

La inquietud se antoja enorme porque recientemente Pekín prohibió a la prensa que siguiera hablando del endeudamiento empresarial para atajar el nerviosismo. Meses atrás se había publicado que el Gobierno había ordenado a los bancos estatales cerrar el grifo a Wanda. También preocupa HNA Group, propietaria del 29 % de la cadena española NH Hoteles.

La fortuna de Wang se ha recortado un 28% en el último ejercicio. Ha caído hasta el quinto peldaño de la lista Hurun de millonarios chinos después de haberse turnado en el primero durante años con Jack Ma, fundador de Alibaba. Son tiempos difíciles para quién saltó a las portadas globales con audaces operaciones en Chicago, Londres o Estambul, con compras como el de la naviera británica Sunseeker, el 20% del Atlético de Madrid o las 6.300 salas de cine de la compañía AMC, con afirmaciones de que Wanda sería en pocos años en el líder global en los sectores inmobiliarios y de ocio… Y entonces sonaba realista.

La crisis le ha obligado también a soltar lastre nacional. En julio vendió parques temáticos y docenas hoteles por valor de nueve mil millones de dólares a pesar de que meses atrás se había propuesto vencer a los parques temáticos de Disneyland. Esa operación dinamita uno de sus proyectos más ansiados: la construcción de gigantescos estudios en la ciudad costera de Qingdao que rivalizarían con Hollywood y a cuya presentación acudió Leonardo Dicaprio.

Wang, de 63 años, nació en una familia humilde, se enroló en el Ejército y después se hizo cargo de una pequeña inmobiliaria en Dalian al borde de la quiebra. Ahí germinó un imperio con ínfulas globales que hoy se bate en retirada.