+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

cambios en la distribución

Amazon reta al comercio en plena campaña de rebajas

Insta a las pymes a aportar sus productos al Prime Day de descuentos

 

El Prime Day de Amazon vuelve a sacudir al comercio local esta vez en plenas rebajas de verano. La cita del próximo lunes ya calienta motores y apunta a nuevas cotas de transacciones on line, esta vez con el objetivo de implicar especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

En el 2017, las pequeñas y medianas empresas españolas que venden a través de Amazon Marketplace superaron los 250 millones de euros en exportaciones. Más de 20.000 pymes de todo el mundo superaron los 800.000 euros en ventas en Amazon el pasado año, gran parte de ellas en el bautizado como Prime Day. El día de descuentos para clientes preferentes llega en plena campaña de rebajas para dinamizar unas ventas adormecidas con la llegada del verano. Mientras los más agoreros ven en Amazon el aspirante a monopolio y causante de cierres del comercio local, la multinacional insiste en defenderse como «dinamizador de las economías locales». Los clientes prime compraron más de 40 millones de productos a pymes durante el Prime Day 2017 a escala mundial.

El Prime Day 2018 del lunes 16 de julio a partir de las 12.00 horas quiere ser para la multinacional una herramienta comercial especialmente dirigida a las pymes, a las que ofrece un canal de entrada para acceder a unos 100 millones de clientes fidelizados por Amazon con un pago anual por un mejor servicio. «Ofrece a las empresas más pequeñas la oportunidad de vender sus productos junto a las marcas más reconocidas», alardeó Nicholas Denissen, vicepresidente para el Negocio de Amazon Marketplace. Javier Alvira, director de Amazon Marketplace en España, confía en que esa oportunidad de llegar a millones de clientes conquiste a las empresas a introducirse en la venta on line.

Ya en la campaña navideña pasada el Black Friday supuso para Amazon 1,4 millones de pedidos en España, tensionando al límite las capacidades logísticas españolas.