+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Con un triunfo, más fácil

Los de Carrión protagonizaron los mejores momentos en la primera parte H Pero tanto en ese primer acto como en el segundo también dejaron detalles de obligada mejora para el futuro

 

El entrenador Luis Carrión da unas indicaciones a sus jugadores. - I.L.

Ignacio Luque Ignacio Luque
31/07/2017

El cuarto partido de pretemporada, el primero con nivel del rival, dejó detalles a resaltar y por desarrollar, mientras que otros, menos buenos, suponen un buen aviso para el futuro.

Entre los primeros, aparte de la portería, hay que reseñar lo destacable realizado, sobre todo, en la primera mitad. Los de Carrión lograron durante gran parte de esos 45 minutos mantener la línea defensa alta para que las líneas estuvieran juntas y, de esta manera, poder ayudar a la presión alta que realizaban la primera y segunda línea. El Almería, ahogado, se vio obligado durante gran parte de ese primer acto a buscar lanzamientos largos, la mayoría de ellos infructuosos, o directamente, a perder el esférico.

El protagonismo de los laterales también se hizo patente en esa fase, con un Pinillos apoyando mucho a Javi Galán, lo que permitía al pacense a cortar hacia dentro y generar problemas ya dentro del área o combinando con Aguza o Caballero. Muy atentos, además, los centrales -Joao Afonso y Josema- y bastante activos Sergio Aguza y Carlos Caballero, con más trabajo sin balón para el primero. De ahí vino la desesperación del rival, que se empleó en ocasiones con excesiva dureza.

Entre lo menos positivo, la falta de gol o de finalización fiable. Es reseñable que el Almería, en la segunda parte, tuvo más ocasiones que el Córdoba en la primera, cuando los blanquiverdes habían sido superiores. Dos disparos de Guardiola y, sobre todo, uno de Javi Galán, fue el balance del Córdoba en sus mejores momentos. También en ese segundo acto se mostró el peligro en la descoordinación de esa presión o, peor, que las líneas no estén tan juntas. Ahí el rival tuvo fácil superar esa presión con algún hombre entre líneas o, directamente, a otros en banda completamente solos, lo que les facilitaba construir el juego de ataque. Además, en varias ocasiones, con un Córdoba algo desordenado. Y, enlanzando con lo anterior, el protagonismo de Stefanovic tuvo más brillo y más apariciones que el de René en el resto del encuentro. Y eso no es un buen síntoma. Tuvo el Córdoba, en definitiva, detalles positivos pero otros, no pocos, en los que aún debe trabajar.

Será más fácil con la confianza que otorga un triunfo ante un adversario como el Almería, de la misma categoría.

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde. Y toda la información sobre fútbol en el Especial Liga 2015-16.

Servicios

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario Córdoba

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla