+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

Reacciona como un rayo

El Córdoba gana en el campo del líder tras despertar en la segunda parte para remontar el gol inicial de los franjirrojos

 

Los jugadores celebran el triunfo blanquiverde en el estadio de Vallecas, nada más terminar el partido. - SERGIO REYES / LOF

Ignacio Luque Ignacio Luque
14/05/2018

Más fotos

El Córdoba se impone al Rayo en Vallecas.

Ver galería completa

El Córdoba se impone al Rayo en Vallecas.

Ver galería completa

El Córdoba se impone al Rayo en Vallecas.

Ver galería completa

Eran las 20.35 horas. La adrenalina había bajado. No del todo, lógicamente, pero sí a niveles mínimamente aceptables. Se había sufrido, se superó un trance que podría haber sido dramático. Sandoval pasó por sala de prensa con lágrimas a punto de caer. Había hablado con compañeros de la radio, saludado a los 500 «locos» que habían apoyado desde allí arriba, desde la parte más alta de Vallecas y que se concentraban ahora en las vallas instaladas en la calle del Payaso Fofó. Saludó a unos y a otros. Y, de repente, se oyó una carrera. Era una de las hijas de José Ramón Sandoval, la pequeña, que saltó encima de su padre, que la tuvo que coger al vuelo y al que se agarró como un koala. Después llegó su hermana y el de Humanes daba besos a un lado y a otro. El momento hablaba mucho de lo que es Sandoval porque, a fin de cuentas, el entrenador del Córdoba no sabe -o no puede o no quiere- desligar el hombre, con todo lo que conlleva, del profesional del fútbol.

Así son sus equipos. Como explicábamos la pasada semana tras la dura derrota encajada ante el Huesca, este grupo es emocional. Ya lo era antes de la llegada del de Humanes, que lo que ha hecho ha sido darle una tuerca (¿Una? ¡Varias!) a un Córdoba que, instalado en el corazón, en la víscera, en el empuje, en la fe, en esos intangibles que en ocasiones dan resultado en el fútbol, se impuso en el campo del líder, el Rayo Vallecano, remontando un gol inicial de los franjirrojos y superando una primera parte que rozó, por momentos, el caos. Si no llegó a él fue gracias, fundamentalmente, a un jugador: José Antonio Reyes.
No se deja analizar fácilmente este Córdoba, que parece estar acongojado durante la primera media hora de encuentro. Acongojado por el nivel del rival, por la situación clasificatoria, por los cambios de nombres y dibujo constantes o porque, como recuerda constantemente Sandoval con su actitud, los que están ahí, al fin y al cabo, son humanos.

El caso es que el Córdoba salió arrugado, sin ideas y sin caminos. Al igual que hace siete días, los carrileros se convirtieron en laterales, aunque al contrario que hace una semana, más por demérito propio que por virtudes del rival. No supo aprovechar el conjunto blanquiverde esos carriles, con lo que el mediocampo se resintió, lógicamente, y por supuesto cualquier intento de construcción para, al menos, preocupar al adversario. Reyes se convertía en unas gotitas de lluvia en el desierto, pero la solana a la que sometió el Rayo al Córdoba fue de justicia. Anotó el gol apenas a los 10 minutos por medio de Raúl de Tomás, que aprovechó un regalo de Kieszek, aunque lo verdaderamente preocupante es que los franjirrojos habían montado dos contragolpes en sólo 10 minutos. Cinco en los primeros 20 minutos.
Quizás un ejemplo de esa congoja, con el marcador en contra y con los peores augurios cerniéndose sobre el futuro blanquiverde, se mostró en el minuto 20, cuando Aguado, solo ante Alberto García, disparó con el exterior, flojito, fácil para el exblanquiverde. Pero en el último cuarto de hora de ese primer acto el chaval comenzó a acompañar a Reyes y el Córdoba lo notó, aunque seguía siendo demasiado poco ante un Rayo que pareció dar muestras de suficiencia en ese momento. Lo pagaría después.

Porque tras el descanso, Sandoval entendió que necesitaba más gente en el medio y más fuerza. Lo primero lo solventó desplazando a Quintanilla al lateral y subiendo a Javi Galán -que por fin dejó de correr hacia atrás y hacia adelante sin rumbo claro-, mientras que minutos después daría un nivel superior introduciendo a Aguza -por fin- por Quim Araújo. Pero antes de eso, al salir de vestuarios, el Córdoba igualó la contienda tras una combinación de Reyes con Guardiola, que sirvió al segundo palo, a donde llegaba como una exhalación Fernández para empujar el tanto del empate.

El escenario cambió aún más a partir del tanto de la igualada. Guardiola pudo anotar tras un mal entendimiento entre Alberto García y Abdoulaye Ba (min. 57) y Embarba puso a prueba a Kieszek de golpe franco (min. 60). Una nueva subida de Fernández finalizó con un duro disparo del jumillano, que puso en aprietos a Alberto García (min. 63), y el duelo entró en una fase de miedo compartido. Si en el primer acto pareció afectar al Córdoba, ahora el Rayo también miraba el minuto y el resultado. Fue el momento del Córdoba. Entró Aguza, y también Loureiro por un lesionado Fernández. El trabajo del primero dio resultado en el pase de Reyes a Guardiola, dentro del área, para cruzar el balón ante la salida de Alberto García, que no pudo evitar el segundo tanto blanquiverde.

Quedaba un cuarto de hora, pero el Rayo no encontró el camino. A los de Míchel se les amontonó todo. Ese primer acto en el que pudieron cerrar y no lo hicieron. El cambio general del rival (en detalles del dibujo, en elevar un punto más la emotividad), el desgaste físico y, posiblemente, la presión. Porque en esta categoría, todos llevan su carga a cuestas, de una manera u otra.

El caso es que los franjirrojos, empujados por las quejas de su propia afición, se enredaron con las decisiones tomadas en esos últimos minutos por Ocón Arráiz, pero lo que se dice fútbol, poco. Insistentes intentos infructuosos de buscar la espalda a la defensa blanquiverde o algún desajuste de esta, que nunca llegó.

En esa reacción en la segunda parte se pudo volver a ver al Córdoba embalado hacia la salvación que se había perdido en las últimas semanas. El rayo de esperanza luce más que nunca. 

FICHA TÉCNICA:

1 - Rayo Vallecano: Alberto García, 5, Baiano, 4, Abdoulaye Ba, 5, Dorado, 5, Álex Moreno, 5, Trejo, 5, Fran Beltrán, 5, Unai López, 4, Embarba, 6, Raúl de Tomás, 6, Bebé, 5.

2 - Córdoba CF: Kieszek, 5, Fernández, 5, Valentín, 5, Aythammi, 5, Quintanilla, 5, Javi Galán, 5, Álex Vallejo, 5, Álvaro Aguado, 6, Quim Araújo, 5, Reyes, 8, Sergi Guardiola, 7

Técnico local: Míchel. Cambios: Armenteros por Bebe (min. 57), Cerro por Fran Beltrán (min. 72) y Javi Guerra por Dorado (min. 83).

Técnico visitante: Técnico: José Ramón Sandoval. Cambios: Sergio Aguza por Quim Araújo (min. 69), Loureiro por Fernández (min. 72) y Jáuregui por Reyes (min. 83).

Goles:

1-0 (m. 11) Raúl de Tomás, tras un rechace de Kieszek a disparo de Embarba.
1-1 (m. 52) Fernández, en el segundo palo, tras pase de Guardiola.
1-2 (m. 76) Sergi Guardiola, después de recibir un pase en el área de Reyes.

Árbitro: Ocón Arráiz (riojano), amarillas a Abdoulaye Ba (m. 47), Armenteros (min. 62) y a Mario Fernández, portero suplente (min. 86), y a Vallejo (min. 64), Loureiro (m. 85) y Aguado (m. 89).

Campo: Vallecas. 13.321 espectadores, 500 cordobesistas.

Temas relacionados
 

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde. Y toda la información sobre fútbol en el Especial Liga 2015-16.

Servicios

   
6 Comentarios
06

Por PALENCIANERO 14:25 - 14.05.2018

Que razón tiene ACastroG, ayer por la mañana ya estaba inquieto, diría mas bien nervioso, cuando se aproximaba la hora nervioso nervioso, como sabía que no estaba para ver tal partido , se me pasó por la cabeza desconectar ,incluido el móvil y me fuí a Lucena para apoyar al B con el Mérida. Que contaros que no se sepa , me tuve que tomar UN TRANQUIMAZIN... El Domingo será una gran batalla, en Reus puede que sea más facil , estos son capaces de dejarnos ganar con tal que baje el Nastic...

05

Por Ciudadano Cordobes 10:37 - 14.05.2018

De los tres partidos que la queda al Córdoba CF el peor es el de Almería si se gana el Córdoba CF tiene casi asegurada la permanencia en la categoría. Contra el Reus no hay que mirar el resultado de casa, lo que no hay que perder. Contra el Sporting será un partido relajado y para jugarlo sin presión, aquí hay que ver los partidos que tienen los equipos tanto para el ascenso y descenso. La próxima jornada es fundamental para Sporting y Córdoba

04

Por ACastroG 9:43 - 14.05.2018

... Aún así, no debemos lanzar las campanas al vuelo y esperar acontecimientos, con mucha más ilusión y esperanza que antes del partido de ayer, pero advertidos de que no sólo juega el Córdoba, también los otros cinco equipos "aspirantes" al descenso. Ayer hubo de todo, algunos sacaron tajada, Barcelona y Almería; otros sumaron un puntito y sólo el Tarragona fracasó en su intento. Es decir, que el extraordinario resultado del Córdoba, se queda opacado por lo que han hecho los demás, hasta el punto de que aún permanecemos en zona de descenso. El Córdoba depende de sí mismo, pero también depende de lo que ocurra en los enfrentamientos de la Gimnásitca-Cultural y del Almería-Alcorcón, y por supuesto del transcendental partido que nos espera contra el Almería. El panorama ha cambiado sustancialmente, pero era tan negro que aún sigue siendo oscuro. Esperemos que se aclare con partidos como el de ayer.

03

Por ACastroG 9:35 - 14.05.2018

... No hace falta decir sus nombres, pero por si a alguien le pasaron desapercibidos, Reyes y Guardiola estuvieron sublimes, comandando a un conjunto que rayó (nunca mejor dicho) a mucha altura. El primero en la creación de juego, preciosista y práctico a la vez; el otro, con una capacidad técnica para el desmarque, visión de la jugada, rapidez y capacidad goleadora. Y no fue un partido ganado por la fortuna, ni por el árbitro, sino por el excelente juego en ese periodo que, estoy seguro, nunca vamos a olvidar los cordobesistas y que pasará a los anales del recuerdo. Y que tampoco olvidarán los rayistas que aún andarán preguntándose como es posible que el partido diera ese vuelco y que un equipo "semidescendido" pudiera dar un baño a otro que tiene pie y medio en Primera. Parece que al Córdoba no hay rayo que lo parta, y por supuesto que si en los partidos restantes mantiene el nivel de ese juego que nos regaló ayer, los blanquiverdes se salvarán...

02

Por ACastroG 9:25 - 14.05.2018

... Pero en la segunda mitad, el Córdoba, sus jugadores, gozosamente, vinieron a demostrarme que yo y otros muchos andábamos equivocados en cuanto a la confianza que ellos merecen. Y es que en ese segundo tiempo algo cambió sustancialmente. No sé por qué ni por quien, si fue alguno de los dos santos que nos protegen, el nuestro de siempre, Rafael o el nuevo, San Doval; o fue, sencillamente, que los futbolistas se rebelaron contra su presumible destino de ser de bronce y pusieron todo su querer y poder y, para más atributos, su SABER. El equipo brillo a gran altura y, como siempre suele pasar, y sobre una buena media de calidad, sobresalieron dos jugadores que están en la mente de todos...

01

Por ACastroG 9:17 - 14.05.2018

¡Hombres de poca fe!... y yo el primero. Aunque nunca arrojé la toalla del desánimo total, confieso que en los prolegómenos, e incluso a lo largo de la primera parte del partido jugado ayer en Vallecas, me sentía animicamente abatido en relación con el futuro del Córdoba. Los últimos dos antecedentes no daban para animarse, y mucho menos el rival al que teníamos que disputar esos tres puntos vitales. El Rayo era el aspirante absoluto para llevárselos y, por muy cordobesista que uno sea, el horizonte se presentaba lúgubre, pero...