+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AYER INAUGURO SU EXPOSICION EN LA SALA AIRES

Solimán López reivindica la coherencia informativa

El artista plasma el vértigo del individuo ante el caos mediático.

 

Miguel Solimán López posa ante una de sus obras, ayer, durante la inauguración de la muestra. - Foto:JUAN CARLOS MOLINA

JULIA ZAFRAJULIA ZAFRA 28/01/2006

Miguel Solimán López traspasa la faceta contemplativa del arte para reivindicar aquella otra que lo erige como vía removedora de conciencias y reflejo activo de la realidad que acontece. Su exposición de pinturas (y una escultura, disciplina aún "en experimentación") fue inaugurada ayer y puede visitarse hasta el 10 de febrero en la sala Aires. Esta es, en palabras del presidente de la Asociación Aires de Córdoba, Francisco Manuel Arenas, "una apuesta arriesgada y atrevida" que pretende dar a conocer y asentar prácticas contemporáneas y nuevos talentos en el panorama artístico cordobés.

La muestra remite globalmente a la búsqueda de la identidad en un sociedad que desorienta y "colapsa" al individuo, sumergido en un caos informativo irreversible. Así, se suceden las alusiones, unas veces metafóricas y otras más evidentes, a la censura, los excesos de información y la necesidad de una canalización rigurosa por parte de los medios, "si bien esa información no es siempre la correcta y faltan temas de interés público en primera plana", ha declarado el artista para Diario CORDOBA.

Solimán López ha supeditado la carga simbólica y el contenido a lo puramente estético. Para ello, ha acentuado el empleo de técnicas mixtas que ha puesto "al servicio del mensaje".

Asimismo, exalta "el papel del objeto", encarnado en cables, cuerdas, cera, cadenas y otros materiales, para conferir a la obra abstracta, en ocasiones casi minimalista, un cariz más concreto y "que el público la reconozca y la entienda", afirma. De este modo, establece una metáfora de la información mediática a través de cables despedazados, o de la tensión y la claustrofobia del individuo por medio de cuerdas enredadas, explosiones de colores, relieves y otros recursos que ensalzan su fuerza expresiva.