+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INTERFERENCIAS

Sitges-2017: la jornada del jueves, en píldoras

De la épica cosmonáutica de 'Salyut-7' al mayúsculo episodio piloto de 'La zona'

 

Un fotograma de Salyut-7, de Klim Shipenko. - EL PERIÓDICO

JULIÁN GARCÍA / JUAN MANUEL FREIRE
12/10/2017

El osito Misha en la Salyut-7

Los fans de la cosmonáutica han tenido su cita de ensueño en la sección oficial con 'Salyut-7', portentosa recreación del rescate y reparación, en 1985, de la emblemática estación espacial, que vagaba sin rumbo por la órbita terrestre tras un fallo general. Klim Shipenko rueda buena parte del filme en gravedad cero, en un portento técnico a la altura de hitos como 'Gravity' o 'Interstellar'. Toda una exhibición de vetusta, férrea tecnología espacial soviética con papel estelar incluido del mismísimo osito Misha.

El mejor 'look' del festival

El fabuloso 'look' de Yayo Herrero, director de la controvertida 'The maus', ha causado sensación estos días en Sitges: el pelazo a lo Bunbury, las botas de punta, el traje negro a lo Johnny Cash. No menor sensación ha causado su hermano gemelo Luis, compositor de la banda sonora del filme bajo el alias de The Youth. Dos gotas de agua, el mismo 'look', el mismo pelo, con una retirada, en su caso, más cercana a Nacho Cano. Dos 'rock stars' en Sitges.

Como en otro mundo

Brujería, escatología y asimetrías amorosas son los ingredientes principales de 'November' (Oficial Fantàstic Discovery), pócima alucinógena que nos traslada a una comunidad de la Estonia pagana del siglo XIX, en un paisaje donde conviven humanos, vacas, hombres-lobo y unas extrañas criaturas llamadas kratts que parecen versión 'lo-fi' de los droides de batalla B1 de 'Star wars'. El director Rainer Sarnet retrata este mundo imposible en glorioso blanco y negro, ayudado en la fascinación emotiva por el 'score' de Jacaszek.

Así, sí

Otra ficción audiovisual televisada es posible en España, y un ejemplo mayúsculo es 'La zona', cuyo primer capítulo, estrenado hoy mundialmente en el Auditori, podría ser el mejor primer capítulo visto en la historia de nuestra televisión. Los hermanos Sánchez-Cabezudo, ya involucrados en raras avis como 'Desaparecida' y 'Crematorio', se sirven de un ritmo paciente, actuaciones sutiles y un cuidado formal poco visto en nuestra tele para contar una historia absorbente en torno a las secuelas de un accidente en una central nuclear. El 27 de octubre llega a Movistar+. Es un acontecimiento.