+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRESENTACIÓN en la república de las letras

Sánchez Menéndez se confiesa en ‘El baile del diablo’

El autor mira hacia el pasado para hacer balance sobre su propia vida

 

Javier Sánchez Menéndez, ayer, en La República de las Letras. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

IGNACIO CAMPOS
16/06/2017

La librería La República de las Letras se unió ayer al compás del poeta, editor y ensayista Javier Sánchez Menéndez en la presentación de su último libro de poesía, El baile del diablo. El evento, que contó, además, con la participación del poeta Antonio Luis Ginés, se desarrolló a modo de conversación entre ambos autores con el objetivo de desgranar los temas que se esconden en esta obra existencial que, en palabras del propio Sánchez, «se trata de un libro puramente confesional» y «para nada ficticio».

La obra, que comenzó a escribirse en 2004 y se ha terminado este año, es una reflexión que el autor hace sobre su propia vida a modo de balance personal. «Comencé a escribir este libro cuando cumplí los cuarenta años y en este tiempo he visto fallecer a mis padres, y he vivido cosas que te hacen mirar hacia el pasado y recordar muchos momentos», comentó Sánchez sobre el período de tiempo en el que estuvo escribiendo el libro, y añadió que «cuando haces esta reflexión intentas poner en una balanza los momentos buenos y malos y ves que los malos ganan siempre». Es por esto que, según el autor, hay una gran carga irónica en los poemas del libro, para «cubrir esa triste realidad y esa amargura».

El baile del diablo presenta la vida como una «partida de cartas», haciendo que las referencias, más o menos directas a la partida o a las propias cartas sean un hilo conductor que impregna todos los poemas del libro. El juego entre la luz y la oscuridad es también una constante de la obra. Además, el poeta asegura que «todos tenemos una parte del diablo en nosotros», haciendo referencia a ese juego de luces y sombras que, como reza uno de los poemas, «también la luz posee tinieblas». Durante la presentación, Sánchez Menéndez leyó alguno de los poemas que forman parte del libro y Ginés, por su parte, entabló un diálogo con él para tratar los temas más recurrentes de la obra.