+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OBRA, CONCEBIDA POR JOSÉ SANTIAGO GARNELO Y ALDA, FUE PREMIADA EN 1887

El Prado inicia la restauración de un lienzo sobre la muerte de Lucano

El Ayuntamiento de Montilla asumirá la mitad del coste de los trabajos. El cuadro será exhibido en la sala de grandes formatos del Museo Garnelo

 

Rafael Llamas, Conchi Espejo y José Antonio Cerezo, durante la presentación del proyecto de restauración. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

Juan Pablo Bellido Juan Pablo Bellido
09/02/2018

El Museo Nacional del Prado ha iniciado ya la restauración del lienzo La muerte de Lucano, una de las obras de gran formato más espectaculares del pintor José Santiago Garnelo. La intervención, que es fruto de un ambicioso proyecto de recuperación de la obra por parte del Ayuntamiento de Montilla, contará con un presupuesto de 42.000 euros, financiado conjuntamente por el propio Consistorio y por la pinacoteca.

«Estos trabajos van a permitir que contemos en Montilla con una de las obras más importantes de Garnelo, con la que obtuvo Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de 1887, cuando el artista apenas contaba con 20 años», detalló ayer la teniente de alcalde del Área Sociocultural, Conchi Espejo, quien recordó que el Ayuntamiento inició en el 2007 las gestiones para poder recuperar esta obra perteneciente al «Prado disperso».

Los trabajos, que tienen una duración prevista de cuatro meses y medio, permitirán reemplazar el bastidor y restaurar el estucado, así como la reintegración cromática y de pigmentos al barniz de la obra que, con unas dimensiones de cinco metros de ancho por más de tres metros de alto, se encontraba en Jerez de la Frontera desde finales de la pasada década de los años veinte .

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, destacó la «obligación moral» que el actual equipo de gobierno tenía con las anteriores corporaciones que trabajaron para que este proyecto pudiera ser una realidad. No en vano, el camino emprendido hacia el año 2000 tuvo su primer hito en el 2008 con la concesión por parte del Museo del Prado de La muerte de Lucano mediante el contrato suscrito con la entonces alcaldesa, Rosa Lucía Polonio.