Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA

Nieves Herrero: "Luis Miguel Dominguín y Ava Gardner estaban condenados a enamorarse"

ESCRITORA Y PERIODISTA

FRANCISCO ANTONIO CARRASCO
22/10/2015

 

LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO MADRID. NO PIENSA CUMPLIR MAS DE CINCUENTA AÑOS.

TRATECTORIA LLEVA 35 AÑOS EJERCIENDO EL PERIODISMO EN PRENSA, RADIO Y TELEVISION. HA ESCRITO VARIAS NOVELAS. ANOCHE PRESENTO EN CORDOBA LA ULTIMA, 'COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA'.

Nieves Herrero presentó anoche en el Círculo de la Amistad de Córdoba su última novela, Como si no hubiera un mañana , que narra los amores del torero Luis Miguel Dominguín y la actriz Ava Gardner entre 1953 y 1954. En la presentación, cómo no, la acompañaron dos toreros: Rafael González Chiquilín y José María Montilla.

 

--Un torero y una actriz de éxito, un español cañí y una americana desinhibida, ¿estaban condenados a enamorarse?

--Totalmente. Era algo que estaba en su destino. Ellos se ven e inmediatamente surge algo sin hablar, porque no se hablaron. Ellos dos tuvieron una atracción previa a la comunicación verbal, ¿sabes?, ellos dos se descubren en una fiesta llena de gente y realmente hubo algo que no se puede explicar. Se descubrieron, se gustaron y ella se dijo a sí misma que acabaría con él.

 

--¿Cómo fue aquel amor? Entiendo, por el título, que de entrega absoluta.

--Bueno, fue un terremoto. Y esa relación los marcó a los dos para toda la vida, porque aún hoy quedan rescoldos de aquel fuego tan intenso que sintieron. Fue algo muy apasionado, muy de juventud, ¿sabes?, porque él tenía 27 años y ella 30 recién cumplidos y yo creo que ese tipo de amor tan absolutamente rotundo se da sobre todo en la juventud, aunque también ha habido muchos casos en los últimos años de la vida de una persona. No fue una amor normal, no, era un amor entre iguales, sin servidumbres, de dos personas muy conocidas, y fue un amor muy especial.

--¿Se hubiera enamorado Ava Gardner de Luis Miguel Dominguín si este no hubiera sido torero?

--Yo creo que sí, porque ella no sabía quién era la persona a la que miró y con la que se fascinó. Lo supo después. Ahora que el ser torero le añadió más morbo, claro.

 

--Supongo que habrá tenido que documentarse mucho. ¿Qué se decía de aquel amor en la prensa de la época?

--En esa época se dijo poco, porque los periodistas de esos años, 1953 y 1954, estaban con ellos en las juergas nocturnas y mantuvieron bastante el secreto de esa relación. O sea, fueron fieles a Luis Miguel Dominguín, al torero, y nos enteramos bastante tarde. Por eso se piensa que fue flor de un día, y de flor de un día, nada, fue un amor intenso y largo en el tiempo.

 

--¿Por qué se recuerdan tanto estos amores? ¿Por mitificación, porque ya no se ama así, porque ahora podemos vivir el amor libremente?

--Ellos lo vivieron libremente, y eso que era una época difícil. Ella estaba casada aún con Frank Sinatra y de alguna manera era un amor prohibido. Y yo creo que por eso fue más intenso. Precisamente porque era una infidelidad a Frank Sinatra. Pero él era un hombre libre.

 

--En su anterior novela, 'Lo que escondían sus ojos', nos habla de otro amor, el de Sonsoles de Icaza y Serrano Súñer. ¿Qué pasa, que usted solo sabe escribir de amor o que las historias de amor venden más libros?

--(Ríe). No, porque he hecho otras tres novelas anteriormente. Una habla del trasplante de un chico. Otra de un secreto y la otra de todo lo contrario, el desamor. Pero sí que creo yo que el amor es el centro de nuestra vida y a mí me interesa más lo que es muy intenso. ¿Y hay algo más intenso que el amor o el desamor? Creo que no.

 

--¿Cómo se siente más a gusto, escribiendo o trabajando en la radio o la televisión?

--Escribiendo, que es la ilusión de mi vida. Yo me hice periodista por escribir y mi sueño no lo hice realidad hasta hace 15 años. Yo soy periodista por una profesora de Literatura que me dijo que escribía bien y a partir de ahí yo soñaba con escribir pero no es tan fácil tener la oportunidad de escribir y que te lo publiquen, claro, ese es un salto que yo tuve la oportunidad y la aproveché, pero realmente no es tan sencillo.

 

--Anoche se rodeó de toreros para la presentación del libro. ¿Era necesario?

--La verdad es que creo que un torero puede ayudarme a hablar de otro torero y me pueden hacer comprender, porque esta novela, más que una novela de amor, es una novela de una saga, la saga Dominguín, y aquí aparecen Domingo padre, Domingo hijo, Pepe Dominguín, Luis Miguel, Carmina González Lucas, que era Dominguín, y Pochola González Lucas. Es la historia de una saga, en la que la excusa es la historia de un hombre y una mujer que se aman. A mí lo que me fascina es saber que mientras Luis Miguel estaba con Franco, Domingo estaba conspirando contra Franco. Eso es lo que quizá me hace más gracia de esta novela, que mientras Luis Miguel caza con el poder le daba dinero a su hermano para apoyar al Partido Comunista clandestino. Esa contradicción de Luis Miguel Dominguín es la que más gracia me hace de la novela, incluso más que el amor por Ava Gardner.

Última hora

Las noticias más...