+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ARTE, DISEÑO Y ARQUITECTURA EN LA SALA VIMCORSA

Una exposición relaciona las tres facetas artísticas de Juan Cuenca

Las actuaciones sobre el patrimonio dialogan con esculturas, maquetas y mobiliario público . El arquitecto asegura que esta muestra, en la que se ha implicado mucho, «expresa su espíritu»

 

Algunos visitantes observan las obras expuestas. - A.J. GONZÁLEZ

Juan Cuenca, junto a algunas de sus obras, durante la inauguración de la exposición en Vimcorsa, ayer. - A.J. GONZÁLEZ

Carmen Lozano Carmen Lozano
10/09/2016

Bajo el título Del plano al espacio. Arte, arquitectura y diseño de Juan Cuenca, la sala Vimcorsa acoge desde ayer una exposición retrospectiva de este artista que refleja la relación entre sus tres facetas artísticas y que, a juicio del protagonista, «expresa su espíritu». Se trata de una muestra «compleja» en la que se reúnen y sintetizan los trabajos de este artista emblemático, miembro del Equipo 57, al que en Córdoba se conoce principalmente por su obra arquitectónica, «que ha cambiado, incluso, el urbanismo de la ciudad», señaló una de las comisarias de la muestra, Angustias Freijo. En cuanto a la parte artística, se pueden ver obras muy recientes realizadas especialmente para esta exposición, en la que el artista «se ha implicado mucho, por lo que tiene su sello», explicó Freijo. «Gracias a él hemos podido extraer documentos antiguos, algunos planos deteriorados por el tiempo, cosas dibujadas como se hacía antes, a lápiz y no con ordenador. Ha sido muy emocionante», prosiguió la comisaria.

En cuanto al criterio elegido para seleccionar las obras, Freijo explicó que no se ha guiado por la obra de mayor o menor importancia, sino por los lenguajes estéticos de Cuenca y su diálogo, presentado las piezas como un resumen multidisciplinar, donde el autor traslada su espíritu moderno tanto al plano como al volumen. Este es el eje de esta exposición, donde la geometría se desarrolla a modo de lenguaje y se presenta de forma singular e identificativa, ya sea en una fachada o en un interior, en una escultura o en un cuadro, en una maqueta o en un plano, en los bancos de un parque o en sus farolas. «La idea era reunir la arquitectura, la escultura y el diseño de muebles y tratar de presentar la creación de Juan Cuenca como un todo, donde hay concomitancias estéticas que aluden a figuras geométricas que se entrelazan tanto en la arquitectura como en la obra plástica», continuó Freijo.

Por su parte, Cuenca, calificó la exposición de «singular», ya que. lejos de las «áridas muestras de arquitectura», en esta se ofrece «la relación entre mi obra plástica, los diseños y la arquitectura, algo que en lo que yo, en principio, no creía», pero, después de verla, «creo que, seguramente, uno tiene un mundo interior y en él pululan ideas y relaciones formales que están en la mente y, se haga lo que se haga, hay un trasvase de unas disciplinas a otras sin poder evitarlo», aunque, insistió «yo no era consciente de que era así». «Ese es el leitmotive de esta exposición, la expresión de esas relaciones formales entre los tres aspectos de mi obra», subrayó el artista.

Además de esto, también define a la exposición, según Cuenca, el hecho de que son obras que «yo he hecho simultáneamente» a lo largo de mucho tiempo. «Me encuentro muy satisfecho porque el espíritu de la exposición es mi propio espíritu, ha sido una constante que siempre he tenido», algo que «se va viendo al pasear por las salas, con secuencias donde se van describiendo estas relaciones formales entre una disciplina y otra», continuó.

Así, la exposición presenta los planos e imágenes de arquitectura en diálogo con las esculturas, fotografías y maquetas, así como actuaciones sobre el patrimonio histórico, como en el Puente Romano y la Calahorra, o la puerta de Hernán Ruiz III, donde la presencia del pasado es ensalzada, al tiempo que alumbrada por unas farolas a modo de esculturas que dialogan con ornamentos de culturas antiguas.

También se puede ver mobiliario público y restauración de patrimonio, que conforman un tejido que deja entrever el calado en materia de urbanismo que Juan Cuenca ha realizado. «La parte de diseño es muy conocida, pero también desconocida porque Juan Cuenca no ha trabajado para la industria y sus modelos no se repiten», señaló Freijo. «Podemos ver el banco del parque Miraflores, los dibujos y esquemas de sus diseños, las farolas que alumbran en el Puente Romano, objetos que forman parte de su obra arquitectónica, ya que él no solo interviene en el exterior, sino también en el interior», dijo la comisaria, que también destacó de la muestra una sala negra que expone objetos del estudio del artista y un video del director de cine Alvaro Jiménez que capta el espíritu del artista.