+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CÓRDOBA DE PRINCIPIOS DEL SIGLO xX

El Archivo Municipal adquiere la colección fotográfica de Garzón

El legado consta de un gran número de placas con imágenes de la ciudad. La obra llega de forma «casual» gracias a uno de sus descendientes

 

Ana Verdú revisa, junto a dos trabajadores del Archivo, una de las cajas que contienen el legado de Garzón. - A.J. GONZÁLEZ

Carmen Lozano Carmen Lozano
22/02/2017

Más fotos

Galería: Fotogalería / El Archivo Municipal compra los negativos cordobeses del fotógrafo Garzón.

Galería: Fotogalería / El Archivo Municipal compra los negativos cordobeses del fotógrafo Garzón.

Galería: Fotogalería / El Archivo Municipal compra los negativos cordobeses del fotógrafo Garzón.

El Archivo Municipal ha adquirido la colección del fotógrafo Rafael Garzón Rodríguez (Granada, 1863-1923), que trabajó en Córdoba desde 1909, lo que supone un «notable enriquecimiento» para el patrimonio documental de Andalucía, según señala la directora de la institución, Ana Verdú. Este legado está constituido por más de seiscientas placas fotográficas en vidrio de diferentes tamaños con imágenes de monumentos, paisajes, vistas panorámicas y obras de arte de Córdoba, así como retratos de estudio al estilo andalusí, además de un gran número de postales.

Esta obra «nos permite sumergirnos en la Córdoba de 1910, porque prácticamente todas las imágenes son de esa década», continúa Verdú. El estudio granadino de Garzón estuvo funcionando desde finales del siglo XIX hasta la guerra civil española y tenía una concepción muy «innovadora e interesante» ligada al turismo que tuvo delegaciones en algunas de las ciudades más turísticas andaluzas, entre ellas Córdoba, en una época en la que casi nadie tenía una cámara fotográfica para captar imágenes para el recuerdo. Después de retratar a muchos viajeros en La Alhambra y montar su primer estudio en Granada -donde recreó para el turismo uno de los rincones de este monumento-, en 1909, Garzón se estableció en Córdoba, concretamente en una casa de la plaza del Triunfo, donde el tiempo quedó parado hasta que uno de sus herederos, su biznieto Daniel Garzón Arcas, encontró las cajas de madera que contenían todo este material, por el que se ha interesado el Archivo tras conocer su existencia.

En su estudio cordobés, Garzón cosechó un gran éxito hasta la guerra civil española, momento en que el turista desaparece, una época que se alarga hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. «Ha sido un hallazgo maravilloso y, además, se ha producido de forma casual», asegura la directora del Archivo, que recuerda que «todo ha sido muy rápido y con muy buena disposición por parte de Garzón Arcas», asegurando que es «excepcional descubrir a estas alturas un legado de este tipo». Mañana, a las 20.00 horas, se hará la presentación oficial de esta colección, a la que asistirá Daniel Garzón, y durante su transcurso intervendrá el presidente de Afoco, José Gálvez, además del fotógrafo de Diario CÓRDOBA Antonio Jesús González, que ofrecerá una conferencia ilustrada en torno a la obra después de haber asesorado al Archivo sobre la importancia de este legado.