+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

«África dotó de conciencia política a aquellos militares»

Juan José Primo Jurado, historiador, escritor y político

 

Juan José Primo Jurado, con su nuevo libro. - SÁNCHEZ MORENO

CARMEN LOZANO / CÓRDOBA
06/12/2017

El subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, ha vuelto a volcar su pasión por la historia en 'Los generales de África', un libro que traslada al lector al norte de ese continente entre finales del siglo XIX y parte del XX, a través de las biografías de los generales españoles que vivieron ese escenario bélico como militares y luego tuvieron una importante repercusión en la política española entre 1859 y 1976. Lejos del discurso entre buenos y malos, el autor rescata este capítulo de la historia para aprender de errores y aciertos, además de difundir esta etapa colonial española.

-Después de ‘Grandes batallas de la historia de España’, ahora se centra en África. ¿Merecía un libro aparte?

-Sí, porque mientras que Grandes batallas era la visión global de toda la historia de España, esta es la de los siglos XIX y XX, fundamental para entender lo ocurrido nuestro país, tanto por lo que pasó en África como por la trascendencia en la política de los militares que estuvieron allí.

-¿Tiene su libro un objetivo reivindicativo o se limita a narrar los hechos?

--Ante todo, he querido tratar con respeto a las 31 figuras que aparecen en el libro, reivindicar la historia de España para que se aprenda de sus errores y de sus aciertos, y contribuir a difundir esta etapa colonial de nuestra historia.

-¿Tenemos una idea equivocada o desconocida sobre lo que pasó durante aquellos años?

--Quizá tengamos más idea de las derrotas y los desastres que de las victorias y de la importantísima aportación de España al Protectorado marroquí, que dio un desarrollo a aquel norte de Marruecos que no ha vuelto a tener.

-¿A qué se debe eso?

--En general, los españoles miramos a nuestro pasado con cierto complejo de inferioridad, y también con una serie de prejuicios por haber sido una potencia colonial. Todos los países tuvieron colonias, y creo que los españoles tenemos que mirar a nuestro pasado sin complejos ni prejuicios.

-Parece que la sombra de África fue alargada, a juzgar por la influencia que los que allí se forjaron tuvieron luego en la vida política del país.

--En aquella época, los ejércitos se hacían en la guerra, igual que la sanidad militar o la aviación, y muchos de aquellos militares, desde Prim hasta Franco, pasando por Primo de Rivera, Berenguer o Sanjurjo, todos ellos tuvieron luego una proyección política importante en la historia. Pero primero fueron militares.

-Esos generales conocían el arte de la guerra, pero, ¿qué sabían de política?

--En España, el ejército y la política han estado unidos durante el XIX y buena parte del XX. Es verdad que en nuestros tiempos no entendemos el ejército metido en política, y agradecemos que sea así. El ejército es una de las instituciones más valoradas y quizá sea por eso, porque no entra en la política. Pero en aquellos tiempos era una escuela de poder y era muy habitual ver cómo se pasaba de mandar a los soldados a mandar a los diputados.

-¿Cree que todos esos generales son merecedores de respeto y reconocimiento?

-En el aspecto militar en Marruecos, todos son merecedores de reconocimiento. Quizá el más polémico fue Franco, y hasta Paul Preston dice que fue un dictador cruel, pero reconoce que también fue un excelente militar en Marruecos.

-¿Se adentra en sus vidas personales? ¿Eran muy diferentes cuando se quitaban el uniforme?

--En esos años, el uniforme era una segunda piel.

-¿Estaban hechos de una pasta especial?

--Sin duda, con un altísimo concepto de la disciplina, del sacrificio. Y también fueron grandes innovadores. En África se funda la Legión, se crea la aviación, la sanidad militar… Y eso solo se consigue con una pasta especial.

-¿Hay algún cordobés que destacara en África?

--Sí. Núñez de Prado, natural de Montilla. Sufrió la guerra civil en sus carnes, ya que él tomó partido por la República y, desgraciadamente, desapareció, nunca se encontró su cadáver.

-Muchos de esos generales héroes han dado nombre a calles de las que ahora quieren quitar el rótulo. ¿Qué le parece?

-La historia hay que dejarla a los historiadores, y los políticos deberían pensar más en el presente y en el futuro de los ciudadanos.

-¿Hasta qué punto la guerra civil española se gesta en África?

--La sublevación comienza en África, muchos de los militares que están en el bando sublevado habían pasado por Marruecos y las principales unidades estaban allí. Lograr pasar de África a España fue definitivo para la guerra civil. El paso por África dotó de una conciencia política muy alta a aquellos militares, tanto que luego se escindieron en dos bandos.

-¿Se cometieron muchos errores? ¿Fuimos justos?

--Hubo errores políticos y militares. El principal fue el desastre de Annual, y fue político y militar.

-¿Y cuáles fueron los grandes aciertos?

--El principal, el desembarco de Alhucemas, el primero con éxito de la historia, ya que fue aéreo, naval y terrestre. Y gracias a este episodio acabó la guerra de Marruecos y se da paso un periodo de progreso.