+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FERIA INTERNACIONAL DEL MUEBLE DE MADRID

El sector cordobés del mueble crece, a pesar del ligero retroceso nacional

  •  En el último trimestre ha experimentado un incremento de actividad del 8%, según Unemac


  •  

    Manuel Aranda, José Luis Bergillos, Purificación Muñoz, Bartolomé Ramírez y Rafael Velasco. - Foto:TASIO

    RAFAEL VALENZUELARAFAEL VALENZUELA 22/04/2004

    Pese a que el sector de la madera ha perdido en el primer trimestre un 10% de media a nivel nacional, en relación al mismo periodo del año anterior, según señaló ayer el presidente de la Federación Nacional de Empresas de la Madera (Confemadera), Pedro García Moya, en Córdoba se ha vivido un proceso inverso, que ha supuesto un incremento de actividad de un 8%.

    Según el presidente de la asociación del sector en Córdoba (Unemac), Manuel Aranda, este fenómeno se debe a que los empresarios cordobeses están ahora trabajando intensamente por compensar el retraso que el sector ha tenido en relación con el resto del país, especialmente con Valencia.

    Aranda hizo estas consideraciones con motivo de la celebración del día de Andalucía y de Córdoba en la Feria Internacional del Mueble de Madrid, en cuyo seno se incluye también el salón Mueble hecho en Andalucía , que sustituye a Lumma y que ha sido promovido por Unemac, Extenda, la Diputación y los ayuntamientos de Lucena y Villa del Río.

    Aranda señaló que la presencia cordobesa, algo menor este año, ha ganado en cuanto a "calidad y diseño", así como en la imagen de los stands. Para el presidente de Unemac, "ha sorprendido la calidad del diseño que presentan este año los muebles cordobeses". Aranda aseguró que "ese es el camino que hay que potenciar" porque actualmente, dijo, "se están vendiendo muebles de calidad a buen precio", algo que, a su juicio, es básico para el desarrollo del sector.

    La presencia en la feria de Madrid, según Manuel Aranda, supone no sólo afianzar y fidelizar clientes ya existentes, sino también captar otros nuevos, cuyos contactos darán sus frutos en los próximos meses. Acerca de la menor presencia de empresarios lucentinos en el certamen, señaló que se debe a que se va a diversificar la asistencia entre las dos ferias, apostando por llevar a Valencia fabricantes de "muebles en crudo", actividad que supone el 50% del sector, aproximadamente, mientras que a Madrid acuden firmas de "mueble terminado". En cuanto a la presencia de Córdoba en la feria del mueble de Madrid está dividida en dos partes, por un lado el pabellón 4 de Ifema, donde se encuentra el salón del mueble fabricado en Andalucía, donde una veintena de empresas se reparten unos 4.000 metros, y otro grupo más reducido que ocupan 2.000 metros en el pabellón 6.

    Para el presidente de Confemadera, Pedro García Moya, el presente año se presenta complicado para el sector español y con el reto de competir con la producción china y de los países del Este que llega a precios muy competitivos, al tener menos gastos sociales en sus procesos productivos. Para García Moya, el mueble español debe "esforzarse en aportar calidad y diseño, y apretar la máquina en exportación", así como buscar nuevos proveedores de materia prima barata, además de apostar por las uniones profesionales. .