+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRIEGO / CONCLUSIONES DEL DIAGNÓSTICO

El Plan de Movilidad propone trasladar la estación de buses al Bajo Adarve

Las actuaciones previstas precisan una inversión superior a los 8 millones. El proyecto incluye un ascensor que conectaría con el casco histórico

 

Vista de los terrenos en los que está proyectada la futura estación de autobuses, junto a la actual gasolinera. - R.C.C.

Rafael Cobo Rafael Cobo
28/01/2018

Los resultados del documento de diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Priego, elaborado por la empresa Infraestructuras y Territorio SL, han vuelto a poner de manifiesto la necesidad de que la localidad cuente con una nueva estación de autobuses, como ya se planteaba en el PGOU, documento en el que se proponía el traslado de la misma junto a la estación de servicio de la A-339, ubicada en el Bajo Adarve.

Como se hace constar explícitamente en el análisis del PMUS, la estación de autobuses de Priego «se encuentra en una parcela inadecuada para la funcionalidad de los accesos exteriores», provocando graves conflictos de tráfico en el barrio colindante de San Cristóbal. Según dicho estudio, su posición afecta a las condiciones ambientales por la contaminación que genera en la calidad del aire y ruidos en su entorno, disponiendo de 5 dársenas útiles, «insuficientes para atender a las necesidades actuales del transporte junto con la necesidad de incorporar los autobuses turísticos por la imposibilidad de ampliación para añadir nuevas dársenas».

De ahí que tanto en las propuestas que se plantean en el PMUS de la localidad como en los nuevos equipamientos y dotaciones recogidos en el PGOU, la nueva estación de autobuses es uno de los proyectos más ambiciosos, en este caso, asociada a un intercambiador que permitiría el acceso al núcleo urbano a través del Recreo de Castilla y desde éste, mediante un elevador vertical, al Adarve.

En relación a la ubicación propuesta, ambos documentos argumentan que se trata del principal acceso al casco urbano desde la A-339, siendo por tanto más favorable para la explotación de los servicios al tener acceso directo con la carretera comarcal más importante del municipio y el principal eje de distribución del tráfico urbano, como es el formado por las vías avenida de Granada, Ramón y Cajal y avenida de España.

Igualmente, y desde el punto de vista estratégico, la posición de este intercambiador localizado en uno de los bordes de la trama urbana es considerada como «muy favorable» tanto en el PGOU como en el análisis del Plan de Movilidad, ya que, antes de entrar al interior de la ciudad, «plantea un modelo de rotura de la carga de tráfico combinada con un sistema elevador vertical para acceder a la ciudad recorriendo su parte más noble y escenográfica».

En concreto, las actuaciones previstas, cuya cuantía económica ronda los 8,2 millones de euros, son la construcción de una nueva estación de autobuses con 10 dársenas para autobuses, un aparcamiento intermodal de turismos para visitantes y residentes con capacidad para 400 plazas, la construcción de un elevador de contrapeso hidráulico que conectaría el Bajo Adarve con el Recreo de Castilla, así como la urbanización de ese nuevo espacio público y las conexiones con el camino del Bajo Adarve.

Temas relacionados