+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LUCENA

El desprendimiento de una ladera pone en peligro varias viviendas

El derrumbe afecta a 30 metros y los vecinos exigen una intervención urgente. El Ayuntamiento dice que compete a la Confederación del Guadalquivir

 

Dos vecinos observan la ladera desprendida en Casa Tejada. - J.A.F.

JUAN ANTONIO FERNÁNDEZ / LUCENA
06/12/2017

Los vecinos del diseminado de Casa Tejada, en Lucena, se han visto sorprendidos por el desplome de parte de la ladera de contención que protege este núcleo vecinal del río Lucena a su paso por la misma. Según han explicado a este periódico los vecinos, las últimas lluvias provocaron un descarne que últimamente se venía intuyendo en la ladera del río Lucena, lo cual ha hecho que este se acrecentara provocando el derrumbe de unos 30 metros de longitud del muro de protección, que fue construido hace unos 17 años.

Según han informado los vecinos, el alcalde de Lucena, Juan Pérez, se ha interesado por los daños producidos en esta zona, si bien ha manifestado a Diario CÓRDOBA que, tratándose de un proyecto de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, debe ser este organismo el que informe al respecto y ha evitado dar más información al respecto.

LOS TÉCNICOS

Por parte de estos vecinos se informa de que también han visitado la zona técnicos de la Confederación Hidrográfica, quienes la pasada semana les dijeron que este lunes pasado se empezarían los trabajos para frenar el desprendimiento, algo que no ha sucedido, «y ni tan siquiera se han personado en las inmediaciones para ver cómo continúa la ladera», indican.

Los vecinos tienen miedo ante la llegada de nuevas precipitaciones, pues los deslizamientos del terreno podían continuar, tal y como ya puede apreciarse en la superficie de la cima, que presenta una zona agrietada. Estos señalan que algunos de los afectados ni siquiera pueden sacar sus automóviles, pues las cocheras están localizadas hacia la zona que ha sufrido el desprendimiento y los vehículos no tienen espacio de maniobra para poder salir de las mismas.

En el área donde se han dado los desprendimientos se pueden observar las conducciones de electricidad al descubierto, así como las tuberías de agua y saneamiento, con el peligro que puede conllevar.

Temas relacionados