+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUBBETICA // ESTUDIO REALIZADO POR ECOLOGISTAS EN ACCION

Alertan sobre la contaminación por nitratos en 21 manantiales

El origen radica en un uso excesivo de fertilizantes nitrogenados

 

Imagen de la Fuente de la Salud, situada en Priego. - Foto:R.C.C.

RAFAEL COBO
04/01/2016

Más de un tercio de los manantiales y acuíferos de la Subbética y las comarcas limítrofes presentan en sus aguas límites de nitratos iguales o superiores a los permitidos por la Organización Mundial de la Salud para el consumo humano. Así se desprende del estudio que la organización Ecologistas en Acción ha realizado en un total de 61 acuíferos y manantiales de la Subbética y comarcas anexas pertenecientes a las provincias de Jaén y Granada, en el que se determina el grado de contaminación que presentan sus aguas.

En este sentido, el informe determina que la principal fuente de contaminación la constituye el uso excesivo de fertilizantes nitrogenados, recordando que en un entorno natural intacto, los nitratos presentes en el agua son mínimos.

Así, Ecologistas en Acción hace constar en el resumen de su estudio que los principales efectos tóxicos de la presencia de nitratos en el agua, deriva de la facilidad de éstos para transformarse en nitritos, que junto a su potencial cancerígeno en el aparato digestivo, también pueden llegar a provocar el denominado síndrome del niño azul , ya que transforman la hemoglobina, una proteína que está en la sangre encargada de llevar oxígeno a los pulmones, en metahemoglobina, sustancia que es incapaz de transportar oxígeno a los tejidos dificultando la respiración.

En lo que respecta a los resultados del estudio, cabe apuntar que los grandes manantiales que abastecen a núcleos de población como Cabra (Fuente del Río), Priego (Fuente de la Salud y Fuente Alhama), o Rute (nacimiento de Zambra), son los que mayor caudal de agua y menos contenidos de nitratos presentan. En un estadío inferior se encuentran otras fuentes y manantiales pequeños, en cuanto al caudal, que también presentan una buena calidad del agua, como el caso del Arrimadizo, en Priego; la Fuente de la Ribera, la del León o el pilar del Puente, en Almedinilla; el Palancar y el Castillejo, en Carcabuey; Fuente Alta, en Rute; y Fuente de Jarcas, en Cabra.

Aunque lo verdaderamente preocupante son las 21 fuentes y manantiales, la mayoría de ellas con un bajo caudal y con la cuenca de captación del acuífero situada en terreno de cultivo, que presentan un alto contenido de nitratos, por lo que según la normativa vigente, deben ser consideradas como no aptas para el consumo humano, ya que en algunos casos la concentración de nitratos supera los 120 miligramos por litro, cuando el límite permitido por la OMS es de 50 mg/l.

   
1 Comentario
01

Por Cordvba-Qurtuba 9:54 - 04.01.2016

Obviamente todo apunta a que es el resultado de aplicaciones agrícolas, que con los años esos nitratos han llegado hasta las capas freáticas de los manatiales. Esto ya ocurrió en Almodóvar y, un magnífico manantial como el que tienen allí hubo que dejar de utilizarlo para el consumo humano.