+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

17 kilómetros de riesgo

La provincia de Córdoba concentra 14 tramos de carreteras que registran un alto índice de siniestralidad, según un listado publicado por la Dirección General de Tráfico en abril del pasado año

 

Kilómetro 17 de la carretera A-304, donde ocurrió el último accidente mortal. - P. MANSILLA

PABLO MANSILLA
20/01/2018

Las localidades de Puente Genil y Aguilar de la Frontera están conectadas a través de la carretera A-304, vía que se ha cobrado la vida de seis personas desde el 2012. El debate sobre su peligrosidad se reabre ante la falta de medidas para mejorar el trazado. La Dirección General de Tráfico hizo público en abril del pasado año un listado de los trescientos tramos de carretera más peligrosos de España. En dicho documento se recoge que la provincia de Córdoba concentra catorce tramos con alto índice de siniestralidad. Uno de ellos es la A-304, carretera de unos 17 kilómetros que conecta Puente Genil con Aguilar en la que la pasada semana tuvo lugar el primer accidente de tráfico mortal del año en la provincia.

Este suceso no hace más que reafirmar la peligrosidad de esta vía, en la que desde diciembre del 2012 seis personas han perdido la vida en cuatro siniestros. A la víctima registrada hace seis años hay que añadir dos más como consecuencia del choque frontal entre un camión de butano y un turismo en abril del 2013, así como el trágico desenlace del accidente registrado en julio del pasado año en el que una mujer y su hija de dos años murieron tras la colisión entre un camión y un coche.

La elevada densidad de tráfico ligero, pesado y agrícola, la cantidad de cruces al mismo nivel como puntos de entrada y salida de vehículos hacia chalets y parcelas, las condiciones en las que se encuentra la carretera y otros parámetros de responsabilidad propia como el exceso de velocidad reabren un debate cuyo principal fin es el de mejorar las prestaciones de la A-304 para incrementar la seguridad vial. Y es que se trata de una carretera frecuentada por muchos conductores para tomar las autovías A-92 o A-45, separadas por unos treinta kilómetros si tomamos la salida de la localidad sevillana de Estepa y la de Aguilar de la Frontera, respectivamente, a través de la A-318 y, a continuación, nos incorporamos a la carretera A-304 desde Puente Genil.

Por ello, el Ayuntamiento pontanés aprobó por unanimidad en julio del pasado año una moción relativa a mejorar las condiciones de seguridad vial de la carretera exigiendo a la Junta de Andalucía, la entidad competente, actuaciones de planificación y estudio presupuestario. No conforme con ello, el alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, ha pedido al Ejecutivo nacional que actúe «con responsabilidad para que las unidades de atestados de la Guardia Civil en la provincia no se vean mermadas».

El incumplimiento de los límites de velocidad establecidos es uno de los problemas a los que se enfrenta la Unión Europea, quien pide a los estados miembros la adopción de medidas que hagan cumplir el código de la circulación, así como construir y mantener las infraestructuras, o realizar campañas de educación y sensibilización para reducir la siniestralidad viaria. En el caso de la DGT, sus estudios determinan que las vías convencionales limitadas a 90 kilómetros por hora son las carreteras donde más se incumplen los límites de velocidad. Concretamente, cuatro de cada diez conductores circulan a velocidad superior a la permitida, un 25 por ciento supera la velocidad en más de 10 kilómetros por hora y un 12 por ciento en más de 20 kilómetros por hora.

Independientemente de la administración que gestione la circulación, la exigencia de mantenimiento de la carretera debe ser una prioridad. Y en la medida de lo posible, las instituciones han de actuar de oficio sobre una carretera como la A-304 y reducir al mínimo los llamados «puntos negros».