+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

La unidad como esencia

CECO ha pasado de tener 13 asociaciones en 1977 a unas 20.000 hoy y se ha convertido en el interlocutor de referencia para negociar convenios con los sindicatos y mediar con las instituciones

 

Luis Carreto, José Luis Vilches y Francisco Román Amor, expresidentes. - SÁNCHEZ MORENOl

C. A.
12/12/2017

El 16 de septiembre de 1977, gracias al entusiasmo de un grupo de empresarios, se constituye la Confederación de Empresarios de Córdoba. Una vez que desapareció el Sindicato Vertical «y se promulgó el Real Decreto Ley que aún nos regula (19/77), creyeron en la unidad empresarial y en el papel protagonista de las empresas en nuestra sociedad», dijo el actual presidente de CECO, Antonio Díaz, en una asamblea general en junio con la que la organización celebró sus 40 años de vida, antes del acto institucional y social celebrado ayer. Fueron entonces trece asociaciones empresariales las que formaron parte de CECO (vinos, fabricantes, industria fotográfica, cines, fabricantes de harinas, madera, construcción, estaciones de servicio, pajarerías, fabricantes y expendedores de pan, industrias de la carne, salchicheros y carniceros y la asociación de agricultores y ganaderos), algunas de ellas ya desaparecidas. Hoy, son más de 20.000 las empresas asociadas, de las que unas 70 son organizaciones, «pero vamos creciendo de forma exponencial en afiliaciones directas», dijo Díaz. En esto 40 años, se han ido cubriendo etapas bajo las presidencias de Enrique Lovera, el fundador (1977-1978); Manuel Romón (1978-1981); Juan Vidal (1981-1984); José Luis Vilches (1984-1986) (1992-1997); Francisco Román Amor (1986-1992) y Luis Carreto (1997-2016). Hasta llegar a Antonio Díaz, que lleva cerca de dos años como presidente, pero 32 de los 40 años de CECO vinculado a esta organización, desde diferentes responsabilidades. Una entidad en la que cree porque, según dice «somos unos magníficos prestadores de servicios a las empresas. Nuestra esencia es ser útiles a quienes generan empleo y riqueza, a los empresarios».

La esencia continúa siendo la misma, asegura el presidente de CECO, y no es otra que «representatividad, servicios, defensa de los intereses empresariales, algo que algunos de aquellos empresarios cordobeses fueron capaces de trasladar incluso a otros niveles, siendo partícipes y semilla de la actual CEOE y CEA». Hoy puede decirse que CECO es una confederación de empresarios reconocida, que forma parte indiscutible de la historia de la provincia, y es un interlocutor de referencia ante sindicatos e instituciones.

Temas relacionados