+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COMISIÓN DE MEMORIA HISTÓRICA

El PP se opondrá a cambiar los nombres de Cañero, Vallellano y Cruz Conde

Los populares apoyarán quitar a quienes colaboraron con las matanzas y a dirigentes falangistas. El gobierno local elude pronunciarse y recuerda que será el Pleno el que debe aprobar el dictamen

 

Fuente central de la plaza de Cañero, con la iglesia de San Vicente Ferrer de fondo. - A.J. GONZÁLEZ

I. MARZO / P. COBOS / CÓRDOBA
06/12/2017

El avance sobre el dictamen de la comisión de Memoria Histórica, que propone la reparación de las víctimas y persigue la aplicación de la ley andaluza en esta materia en Córdoba, ha provocado ya las primeras reacciones, antes incluso de que ese dictamen sea votado (luego, además, será el Pleno quien tenga la última palabra). Aunque habrá consenso en lo relativo a las fosas y las exhumaciones, el PP avanzó ayer que no apoyará el cambio de algunos nombres que se proponen, como la plaza de Cañero, la calle Cruz Conde o la avenida de Vallellano, mientras que el gobierno local eludió pronunciarse. Los historiadores que han asesorado a la comisión, como Antonio Barragán, recordaron hace unos días a este medio que es la ley andaluza la que obliga a la eliminación de todos los símbolos del franquismo en un periodo de 18 meses desde la aprobación de la norma. «Debemos hacer una labor pedagógica para que veamos lo que significó, por ejemplo, Cañero y por qué se propone que desaparezca, por muy vinculado que esté al imaginario de la ciudad e identificado, paradójicamente, con posiciones tipo progresistas», dijo Barragán.

LA OPOSICIÓN

EL PP DIRÁ NO 

El portavoz municipal del PP, José María Bellido, señaló que la rotulación de Cañero, Cruz Conde y Vallellano se debió a motivos no relacionados con la dictadura y se refirió a Anguita para decir que siendo alcalde ya «hizo un magnífico trabajo de cambiar la rotulación de calles para eliminar los vestigios relativos a la dictadura, que nadie comparte». Comentó que la comisión abre «una nueva polémica sin sentido», ya que la asociación de vecinos Cañero Nuevo «ya dijo que no estaban de acuerdo». «En otras calles estaremos absolutamente de acuerdo con que se eliminen, en aquellas que tienen relación con personas que colaboraron con matanzas que hubo en la ciudad, con personas que fueron altos dirigentes de la Falange, pero hay otros supuestos en que estamos siendo excesivos». Sobre Conde de Vallellano, admitió que fue ministro de Franco, aunque precisando que «en Córdoba ese homenaje está puesto por las actuaciones que llevó a cabo», como la avenida del Corregidor y el puente de San Rafael. Sobre Cruz Conde, apuntó que «puede ser bastante erróneo y sectario, porque si tenía el nombre antes de 1930 no puede ser con ningún motivo relativo a la dictadura franquista».

EL GOBIERNO LOCAL

SILENCIO 

Ni PSOE ni IU quisieron ayer pronunciarse sobre esta cuestión. Fuentes del grupo socialista avanzaron que su postura sobre el tema del callejero se hará «nombre por nombre» y dependerá «del contexto histórico». El primer teniente de alcalde, Pedro García (IU), indicó, por su parte, que aún no conocía los detalles del dictamen.

UCOR, C’S Y GANEMOS

APOYO RELATIVO

Los grupos de C’s y Ganemos eludieron pronunciarse hasta la votación, mientras que el portavoz de Ucor, Rafael Carlos Serrano, cree que la propuesta del cambio de nombres es «muy discutible» y «nunca responderá a una demanda ciudadana».

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por Aseal 14:01 - 06.12.2017

Aquellos de la memoria histórica no tienen otra cosa en que pensar o quizá sea el único cometido que tengan por ser su trabajo. Del rollo de la memoria histórica hay mucha gente comiendo. Los que están mas interesados quizá ni conocieron a los que murieron en la guerra, que por cierto muchos no saben que no solo murieron rojos sino que esos rojos mataron a miles de personas alentados por Carrillo o Pasionaria que tiene su calle en Córdoba. Seamos objetivos y miremos las dos caras de la moneda y cerremos heridas y no intentemos volver a abrirlas porque, ya puestos, también puedo pedir que se estudie la memoria histórica de las luchas napoleónicas en España por si acaso tengo ancestros o las luchas de romanos o de musulmanes que es memoria histórica no?

01

Por 2001 11:09 - 06.12.2017

Los ciudadanos no comprendemos este intento de volver a dividir a la población y a abrir viejas heridas. Los que hemos sido hijos de la posguerra celebramos la transición, la democracia y la legalización del PCE pero no por ello demnonizamos cualquier político o artista que figurase desde el 1939-75 ni olvidamos el despertar económico y diplomático de los años sesenta realizado gracias al sudor de todos los españoles, de derechas e izquierdas, recordemos que muchos de los dirigentes y mandos intermedios sindicalistas en tiempos de Franco luego se recorvirtieron en UGT, CC.OO., USO o CNT. Tratar de cargarse ese periodo es propio de incultos, fascistas y revanchistas, así como denostar a los políticos, actores (¡ah esos no porque la gente los quiere y recuerda!), escritores, pintores, etc. de esos años. ¿por qué hay que quitarle la calle a ellos y mantener la de Dolores Ibárruri (La Pasionaria) responsable directa de muchas muertes injustificadas? ¿no fue un ejercicio de tolerancia en su día que se le diera su nombre a una calle? ¿o a S. Carrillo (éste aún no en Córdoba)? ¿o a Alberti, ligado a los más duros regímenes comunistas? No se trata de olvidar, se trata de no abrir con saña viejas heridas y de unir a los ciudadanos en el futuro.