+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

infraestructuras

El PP exige el arreglo y la limpieza del paseo bajo de Miraflores

Ruiz denuncia la caducidad del contrato de mantenimiento de varios puentes

 

La concejala del PP Laura Ruiz, en el paseo bajo de Miraflores. - CÓRDOBA

Irina Marzo Irina Marzo
07/10/2017

La concejala del Partido Popular Laura Ruiz exigió ayer al Ayuntamiento que actúe de forma inmediata en el paseo bajo de Miraflores, sobre todo en las zonas próximas al puente, ya que presentan «un total estado de abandono» y suciedad. Pintadas y grafitis, falta de luminarias, bancos y mobiliario destrozado, manchas en el suelo, malos olores, cristales rotos y numerosos paramentos de los muros verticales con losas rotas y en un estado general lamentable. Así describió esa zona del río Laura Ruiz, que informó, además, de que exigirá tanto en la comisión de Infraestructuras como en el próximo Pleno «que se actúe de forma inmediata y que se recupere ese lugar de Córdoba, porque esa falta de mantenimiento hace que cada vez se use menos ese espacio».

En este sentido, la concejala popular lamentó que este abandono provoque el deterioro paulatino de este parque y que en Córdoba se vuelva a vivir «de espaldas al río». Por contra, la que fuera responsable de Infraestructuras del PP puso el acento en las actuaciones que su partido llevó a cabo durante sus últimos cuatro años de mandato. En concreto, Laura Ruiz hizo referencia a la colocación del parque infantil del barco y a las primeras instalaciones de parkour que hubo en Córdoba, algo que, dijo, se hizo de manera consensuada con los colectivos vecinales.

Por otro lado, la concejala popular denunció también la caducidad de un contrato de mantenimiento por el que una empresa hacía inspecciones periódicas en cinco estructuras de la cuidad: el puente del Arenal, el puente de Miraflores, el de Chinales y las pasarelas peatonales de Alcolea (que tiene, dijo Laura Ruiz, «serios problemas de oxidación») y, la de Cercadillas. Laura Ruiz informó ayer que este contrato, que se licitaba anualmente por 4.900 euros, se puso en marcha después de los incidentes ocurridos en agosto del 2013 en el puente del Arenal, que salió ardiendo por la acumulación de maleza en uno de sus pilares. La empresa contratada, que emitía informes semestralmente para registrar la existencia, si las hubiera, de patologías en las estructuras y cómo arreglarlas, emitió su último documento el 26 de abril de 2016.

Por ese motivo, Laura Ruiz avanzó que el grupo municipal popular va a solicitar en el Pleno que se saque de nuevo ese contrato «para que podamos tener la seguridad que nuestros puentes están bien vigilados».