+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRÓNICA

El poder de la letra reivindicativa

Las agrupaciones de la segunda preliminar dejan coplas con contenido crítico, pero también otras que ensalzan el papel de la pregonera, Carmen García, en el carnaval cordobés Hoy actúa el cuarteto de David Reyes, el único del concurso

 

Comparsa ‘Así en tu tierra, como en mi cielo’. - F. GAITÁN

Chirigota ‘Una chirigota clásica’. - F. GAITÁN

Francisco Gaitán Francisco Gaitán
29/01/2018

Muchas coplas reivindican el carnaval como la fiesta de la libertad. Y es que las numerosas letras que se interpretan tanto en el concurso como en la calle no solo buscan hacer reír, sino también mostrar su visión sobre determinados aspectos de la sociedad.

Un tema muy recurrente es la problemática catalana, como hizo la comparsa de Encinas Reales Enredados en su segundo pasodoble, pero también se acordó en esta letra de aquellos que menosprecian al pueblo andaluz con sus tópicos. Le secundó la chirigota femenina Valla cuelgue. Con un tipo de ambientadores, esta agrupación lanzó su dardo hacia la Iglesia. No sería el único grupo que tratase este tema. El primer tercio de la función lo completó la comparsa pontanesa Cuando cae la noche, mendigos que viven en la calle y se «vuelven locos» por febrero y que tuvieron su mensaje de apoyo hacia aquellas madres que sufren la violencia de sus hijos.

Una grata sorpresa fue la chirigota Los pole position. Unos abuelos que, a primera hora del día, ya tienen su rincón en la playa «mientras tú sigues durmiendo». Tras homenajear a la pregonera, Carmen García Koski, sus cuplés y el popurrí tuvieron diversos puntos de humor para animar al respetable para la comparsa de Pepe Martínez, La trastienda. Con su estilo castizo de Córdoba, estos juguetes despertaron de su fantasía para criticar los casos de abusos a menores destapados en la Iglesia. La chirigota Un gaché mu cordobés ofreció un simpático tipo de Inspector Gadget con muchos rasgos cordobeses. Su tanda de pasodobles mezcló el amor a su ciudad con la pena por vivir «en la capital con más paro de España, por eso me siento engañado por nuestros dirigentes».

Acto seguido llegó la compañía de titiriteros de La tartana. La comparsa de Pablo Castilla tuvo su carta para Felipe González por su idea de que los trabajadores se jubilen a los 70 años. «Desde su poltrona puede jubilarse con 70 y más años», apuntó un grupo que se ganó el reconocimiento del público. Desde Pozoblanco, Una chirigota clásica quiso llevar al Góngora su pedacito de historia de la antigua Grecia. Cerró la función la comparsa madrileña Así en tu tierra, como en mi cielo, que dejó buenas sensaciones en su estreno en este certamen de coplas.

Una apertura distinta

La cuarta función de preliminares arranca con el único cuarteto de este año. Se trata del grupo de David Reyes Madre mía. También actúa esta noche, entre otras, la chirigota femenina Las brujas del caralibro.

Temas relacionados